¿Cuándo dejáste de ver un barco y sólo vistes una caja de cartón?

jugar con cajas de cartónPuede ser que veas caja y no barco pero siempre estarás a tiempo de replantear tu mirada y disfrutar de la vida viendo con ojos de niño. Hoy, un toque de atención para todos aquellos que han olvidado que alguna vez han sido niños.

Desde que empecé este blog (dentro de poquito 2 años!!), no he parado de explicarte mediante el juego la maravillosa mirada de los niños y lo importante que es conservarla. Conservar su asombro, su inocencia y sencillez.

Conservarla porque es la llave de la curiosidad, del aprendizaje, de la imaginación, de la creatividad…Y cada una de esas acciones hay que cuidarlas para que no se volatilicen conforme vayan creciendo. O que por lo menos les dure el mayor tiempo posible en su interior o mejor aún, que no las pierdan cuando sean adultos.

¿Y cuidarlas por qué?

Porque quizás llega el día en el que miras una caja y sólo ves una caja de cartón…

Y no pasa nada: el mundo sigue girando, las plantas creciendo y nuestro corazón latiendo… Pero si en esos giros del mundo te acompaña un niño, quizás te estés perdiendo el poder volver a sentir como un niño. El poder imaginar mundos fantásticos donde los problemas no existen y el tiempo se para.

niños jugando con cajas de cartón

Mundos sencillos que no necesitan de nada más que algún material y muchísima imaginación. Pero que son mundos que cuentan mucho más de lo que uno imagina…

Y no pasa nada que no los veas, salvo que en vez de ver un barco pirata sólo verás una caja de cartón. Y cuando los niños te pidan que eches el ancla, no entenderás nada y no pasa nada… Sólo que quizás te estés perdiendo unas vivencias únicas con esas criaturas y con la que llevas dentro…

Pero no solamente porque te pierdas esos momentos con ellos sino también para que no se te escapen los pequeños instantes de la vida, los detalles que nos rodean y que nos conforman. Para que cuando levantes la cara del suelo descubras maravillas igual como las ven los niños…

cajas de cartón para niños

No te digo que tengas que pasar todo el rato jugando con ellos, no hace falta… Ellos también han de jugar solos… Lo que te digo es que pares a observarlos…

Mira a un niño… Obsérvalo un rato y descubrirás esa magia que tienen ellos para hacen de cualquier cosa un objeto extraordinario: un ser fantástico, un animal domesticado o por domesticar, un instrumento de notas estridentes o naves voladoras… Los niños tienen el gran poder de ver más allá de las cosas y darle valor, mucho más valor que el que nosotros, los adultos, le podemos dar… si dejamos de mirar con ojos de niño…

Así que te convido a abrir bien los ojos, a dejarte sorprender por las soluciones que encuentran los niños, a dejarte guiar por ellos y facilitarles el ambiente para que sea rico en materiales, tiempo y sin distracciones que puedan apagar la magia…

Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerden). El Principito.

Porque activando tu mirada te acercarás a ese niño dormido que llevas dentro y, si conectas con él, conectarás con el niño que acompañas. Así podrás entender mejor lo importante que son sus tesoros, sus creaciones, sus propuestas de juego, sus ideas irracionales o irreales, … reviviendo tu infancia… Pero también podrás ver el verdadero valor del juego infantil y ayudar al niño en su desarrollo personal, en su autoestima, en su imaginación, en su creatividad y en que no existen ideas tontas sino miles de aventuras posibles…

Pon una caja (grande a ser posible) en el centro de la sala…

Siéntate en el suelo a un lado y abre los ojos… activa tus sentidos… aprieta bien los labios para que no salga palabra que apague la magia y disfruta.

Los niños tienen mucho para enseñarnos… sólo tenemos que estar atentos y dispuestos a ver barcos en vez de cajas…

barco con cajas de cartónEnciende ese interruptor que tienes dormido… ¿JUGAMOS?

Un abrazo grande.

Quizás te interese:

Share

You May Also Like

4 comments on “¿Cuándo dejáste de ver un barco y sólo vistes una caja de cartón?

  1. Manola
    24 enero, 2016 at 22:19

    Nunca dejes de soñar ni de ver lo que está ahí. Gracias por tu visión! Es dificil hacerlo a veces, pero muy necesario.
    Por otro lado, si no lo digo, reviento, disculpa, pero el texto está lleno de faltas de ortografía como las del titular. Por favor, no quiero molestar, no soy ningún troll, simplemente, señalar lo que salta a la vista. Crítica absolutamente constructiva.

    • rejuega
      25 enero, 2016 at 15:55

      Gracias Manola!! Toda crítica siempre es bienvenida y más si es en ortografía!! Hay ciertas horas de la noche que ya los ojos no ven nada… y lo del plural del título… me viene de mi lengua materna: maneras de hablar diferente!!
      Muchísimas gracias y si ves algo más, avisa sin problemas!

  2. mirari
    26 enero, 2016 at 21:31

    hermosa entrada

    • rejuega
      26 enero, 2016 at 22:32

      Gracias Mirari y gracias por estar ahí!! Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *