10 pautas para acercar a los niños a los libros

ideas para que los niños sean lectores mañanaDescubre 10 pautas para acercar a los niños a los libros y procurar hacer de ellos niños apasionados por la lectura. Porque los libros son una forma de conocimiento, una parte de la memoria de la humanidad, una metáfora para comprender mejor nuestro entorno y sentimientos, preguntas y respuestas, fantasía y realidad…

Hoy es el día Internacional del libro y me parece un día muy especial para compartir contigo un decálogo extraído del libro “Guia pràctica per fer a fills lectors”  de la Fundació Bromera, que leí hace ya un tiempo y que caló muy hondo en mí. No es la formula mágica para hacer niños lectores, lo siento; esa fórmula no creo que exista, pero son acciones que generalmente hacemos o podemos hacer para despertar la curiosidad por leer:

leer hoy a los niños para que lean mañanaSeguramente te has reconocido en alguna de ellas y en otras te has dado cuenta que puedes perfilarlas mejor, ¿verdad? A mí me pasó igual cuando las leí. Son 10 pautas para acercar la lectura a los niños interesantes para pensar y reflexionar, porque algunas de ellas son tan sencillas o las tenemos tan integradas que no nos damos cuenta del valor que pueden tener para nuestros hijos. Te dejo mis reflexiones al respecto por si te pueden interesar:

  1. Valora la acción de leer. Solamente desde nuestra convicción de que leer es importante y beneficioso podremos transmitírselo a los niños. Pero también desde nuestra valoración positiva del esfuerzo de leer que les produce a los primeros lectores, respetando sus ritmos y equivocaciones y también sus gustos temáticos. Quizás, para empezar te interese leer este post donde pincelo los beneficios de la lectura y algunas otras ideas:
  2. Explica cuentos. Podemos contarles cuentos desde muy bebés, cuentos adecuados a las edades, niveles de lectura y gustos de los niños. Los cuentos fascinan a todos los niños: está comprobado!! Solo es cuestión de encontrar un momento al día y convertir la lectura en una rutina agradable, un momento especial para compartir juntos.
  3. Muéstrate leyendo. Es precioso que nos vean leer. Por un lado porque somos su ejemplo para ellos pero también porque nos dedicamos un momento a nosotros mismos y esto es muy importante que ellos también lo entiendan. Comprobarán que los libros nos proporcionan información interesante pero también momentos placenteros a nosotros también.
  4. Has de los libros objetos cotidianos. Procura que los libros estén a su alcance y visibles; que no sean objetos de culto. Que puedan acceder a su colección de libros infantiles y a los tuyos también, enséñales a cuidarlos y respetarlos pero que los puedan abrir y hojear cuando quieran. Hasta puedes crear pequeños rincones donde puedan ir encontrándolos y sea un buen reclamos para la lectura. Te aconsejo este post del blog “Madrid, Martina y Myself” que encuentro interesante e inspirador:
  5. Habla de libros. Has del contenido literario un juego, relaciones o conversaciones de sobremesa. Relaciona momentos cotidianos con escenas de algún libro que hayáis leído o aquella película que visteis con su libro correspondiente. Lleva al niño a relacionar y recordar los libros con la vida real. Para ellos es la manera de conocer, entender y normalizar su entorno!
  6. Lee con tus hijos. Comparte momentos de lectura con ellos ya sea leyendo cada uno el suyo o leyéndoles a ellos. Implícate en ese momento, conversa sobre lo que leen, pregúntales qué les ha parecido o qué libro te recomendarían… Que la lectura sea un momento compartido!
  7. Has de la lectura un consumo saludable. Crea condiciones saludables y agradables para leer. Un lugar acogedor, con poco ruido, buena luz y un buen libro es todo lo necesario. Aunque lo básico para leer es un libro y luz, porque leer se puede leer en cualquier lado. Pero a mí me gusta crear una atmósfera especial para compartir momentos en familia y nuestro momento especial del día es el leer antes de ir a dormir!
  8. Regala libros. Es un magnífico regalo en cualquier época del año y necesario, ya que los gustos de los niños e inquietudes van variando. Pregúntales cuál le gustaría y, para ello, lo mejor es pasear por las bibliotecas y las librerías infantiles. Esas donde puedes coger el libro y hojearlo tranquilamente, pedir consejo al librero y dejar que los niños investiguen y pregunten. Busca los que se alinean a los gustos de tus hijos pero es interesante que te informes sobre los que hay en el mercado, porque hay maravillosos y que no siempre llegan hasta nuestras manos. Te dejo algunas ideas que a nosotros nos han gustado:
  9. Animales a escribir cuentos. Esta parte me encanta, ya lo sabes. Crear cuentos en forma de imágenes o palabras, con títeres, disfraces o juegos que estimulen otros finales, otras historias, otras fantasías. Porque un cuento lleva a otro y una historia lleva a otra. Es un ejercicio fantástico para estimular la imaginación! Te recomiendo sumergirte en ideas como estas para inspirarte:
  10. Implícate en el proceso. Esto es fundamental porque necesitan de nosotros, al principio sobre todo, para que les leamos, para que les llevemos a las bibliotecas y librerías como paseos habituales de divertimento. Porque para que lean necesitan de nuestra presencia, nuestra paciencia y nuestra actitud positiva.

Porque para que disfruten de la lectura mañana, de comprender su pasado y presente, de tener una mente activa, motivada y fantasiosa… necesitan que hoy estemos con ellos, le leamos y acompañemos en la aventura del leer. Disfrutando también de esos momentos y contagiándonos de la emoción y alegría que desprenden cuando han encontrado un libro que les cautiva.

Para mí los libros son conocimiento, fantasía, estímulos y creatividad y no quiero que mis hijos se los pierdan. Y a ti, ¿te pasa lo mismo? ¿Tienes alguna acción más a agregar a esta lista?

Quizás te interese:

  • 0

    Overall Score

  • Reader Rating: 0 Votes

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *