Actividad familiar: tareas de casa con perspectiva de género

Actividad familiar: tareas de casa con perspectiva de género

Descubre una nueva forma respetuosa y sin premios, sobornos ni castigos para que colaboren en las tareas de la casa y a la vez, se visualice todo el trabajo que hacen cada uno de sus miembros. ¡Por una educación en igualdad!

Hace tiempo que en casa estamos probando diferentes propuestas para que cada miembro de la familia contribuya en las tareas del hogar, porque entendemos que la colaboración por parte de todos nos hace:

  • Sentirnos pertenecientes a la familia. Mi trabajo tiene un valor importante dentro de mi familia, por pequeño que sea. Ese acto hace que me sienta tenido en cuenta y a la vez, fortalece mi autoestima y autonomía, haciéndome ver que mis acciones son necesarias e importantes para el funcionamiento del hogar.
  • Fortalecer la responsabilidad individual y colectiva. Porque nuestra labor repercute en el resto de actividades del hogar. Así adquiero un compromiso con los míos y conmigo misma.
  • Ser empáticos. El poder hacer cualquier tipo de tareas en el hogar, hace que conozca y entienda el trabajo que hay detrás de cada tarea, pudiendo entender mejor el trabajo, importancia y esfuerzo de cada uno de los miembros.
  • Crecer en igualdad de género. Aprendiendo que todos y todas somos capaces de hacer cualquier tipo de tarea doméstica ajustada, eso sí, al desarrollo de nuestras habilidades por cuestión de edad. Y no va determinada a ninguna condición sino que acompañamos el aprendizaje con perspectiva de género desde bien pequeños.

Pero todo esto está genial y es nuestra intención y co-responsabilidad como madre y padre. Y la verdad es que hemos conseguido mucho pero, ¿sabes qué?; yo sigo sintiéndome y expresando toda la carga que tengo en mi casa y eso hace que haya días que me agote, que me desespere, que me den ganas de enfadarme mucho y gritar muy fuerte.

Acompañamiento express para padres y madres que necesitan consultas urgentes

Tal cuál, porque aún nos queda mucho camino por trabajar…

Y, en un momento de crisis estaba, cuando a mi pareja se le ocurrió una idea extraordinaria que es la que hoy quiero compartirte: «Colaboramos en colores».

Algo tan sencillo como poner en un plano visual las tareas que cada uno de nosotros desempeñamos.

Es una herramienta para recopilar simplemente información, sin necesidad de:

  • Otorgar cargos,
  • Ni a ti te toca esta semana y a mí la otra,
  • «Como yo puse la mesa, tú la recoges»
  • «Yo recojo lo mío». 

¿Te suena? Pues…

Hemos dejado que la verdad salga a la luz, sin quejas ni juicios, simplemente reflejando la realidad de nuestra casa.

Cómo hacer para repartir las tareas del hogar de forma igualitaria en la familia

¿Y sabes qué? que lógicamente reflejó que casi todo el trabajo doméstico me lo cargo yo (más el profesional), que el resto colabora muy poco en casa y que no verse reflejados en el plafón hace que se activen y se motiven solos para aparecer con su color en él. 

Así no hemos necesitado dar cargos ni tener que utilizar un solo premio ni amenazar con el castigo, ni enfadarnos porque no hacen las cosas, ni discutir por nada (en este tema, claro). Porque la idea es que con suma honestidad (y acompañamos esa honestidad), cada uno marque con su color el tiempo que ha ofrecido a la colaboración de cada una de las tareas de casa.

Y esto me ha hecho sentir muy ligera, muy sostenida también porque han visto el gran trabajo que se hace y no se ve, entendida porque han cambiado dinámicas y cada vez colaboran más todos y sin un enfado.

Por eso he pensado que es una herramienta estupenda para visualizar y trabajar en casa las tareas de casa con perspectiva de género sin premios ni castigos.

¿Cómo hacer que las tareas del hogar sean más equitativas?

Lo primero es estar de acuerdo los dos miembros de la pareja, en hacer este ejercicio; porque saldrá a la luz descompensaciones, reproches (‘te dije que hago todo yo’), que no suman.

Igual que ante un conflicto no tomamos partido y pasamos a describir lo que hemos visto y vemos como se sienten las partes implicadas; en esta actividad nos lo vamos a tomar todos como la descripción de cómo es la realidad real de nuestra casa en temas de reparto de tareas domésticas. Sin ninguna otra intención.

Material:

  • Listado de las tareas que consideras que han de desempeñar todos los miembros de la familia. Estructura las tareas para que sean fáciles de identificar y plasmar en una tabla de tareas.
  • Soporte donde hacer una tabla a gran tamaño. Yo reciclé las traseras de unos cuadros que se habían roto y me permiten utilizar este soporte una y otra vez.
  • Cinta adhesiva de color, para dibujar la tabla.
  • Rotulador para escribir las tareas
  • Gomets de diferentes colores, uno diferente para cada miembro de la familia.
  • Cuerda para colgar la tabla y los gomets en un lugar visible de la casa.

Educar en el feminismo desde pequeños

Funcionamiento:

  1. Márcate un día para empezar. Explica a tu familia que quieres hacer un experimento, por ejemplo, donde cada uno de ellos marcará con su gomets el trabajo que realiza para la casa y el resto de sus miembros. Comenta que no hay intención de juicio ni reproche sino que simplemente es una constatación de la realidad que se vive en vuestra casa. Y comenta a qué dan lugar cada una de las tareas que has puesto en el soporte.
  2. Escoger color. Cada miembro tiene un gomet de color (y nosotros también tenemos formas diferentes porque re-aproveché los que teníamos por casa) y será el que se utilice siempre para marcar la colaboración.
  3. Marca cada colaboración, en la tarea que toque, durante toda una semana.
  4. Hacer balance. Al finalizar la semana, juntaros en familia y hablar sobre el resultado coloreado que ha aparecido, sobre cómo han ido viendo las cosas y qué les parece lo que ha ocurrido. Te aseguro que te da para hablar de perspectiva de género un buen rato.
  5. Hacer una foto al plafón y retirad todos los gomets que se han  utilizado (en algunos casos, los hemos podido reutilizar).
  6. Crear una gráfica donde ir apuntando los resultados obtenidos semana tras semana para poder ir generando una estadística. Así de paso practicamos mates ;).
  7. Volver a comenzar la semana.

Te aseguro que la reacción de los niños y niñas al ver la descompensación, dan un cambio y se activan y motivan en llenar de su color el plafón.

Reparto de tareas del hogar igualitario desde que tus hijos son pequeños

Y sí, cuentan cuantos llevan unos y otros y ahí estamos los adultos para acompañarlos diciendo que no es una competición sino que es un juego colaborativo donde entre todos tenemos que intentar acabar con los mismos números de gomets cada uno, porque compartido nos permite poder tener más tiempo para pasar juntos, para hacer las cosas que nos gustan o simplemente poder tomar un momento a descansar.

Y sí, no olvides tener en cuenta la destreza de tus hijos e hijas, los tiempos que cada miembro pasa fuera de casa por temas laborales pero sabiendo que:

Todos somos capaces de hacer mucho más de lo que nos imaginamos.

Llevamos unas semanas y estoy alucinando de lo bien que ha funcionado, de cómo mis hijos de 7 y 12 años se han motivado sin que ninguno tengamos que decir nada y de lo ligera que me siento visualizando la realidad de una casa que está descompensada aunque trabajando a largo plazo para que mi hijo y mi hija sepan que en las tareas del hogar, todos y todas podemos colaborar porque no hay tareas para hombres y tareas para mujeres.

Aunque hoy, como ves hasta en mi casa, hay un gran desequilibrio en la sociedad. Esta es mi realidad y también la que se vive en la sociedad española según la encuesta realizada por el INE, donde:

  • Las mujeres dedican 20 horas semanales a la cocina y tareas domésticas contra las 11 de los hombres.
  • Las 38 horas semanales que dedicamos las mujeres al cuidado de nuestros hijos e hijas contra las 23 de los hombres.

Esta realidad la ven nuestros hijos e hijas y si sabemos que somos su mejor ejemplo donde aprender, ¿qué esperamos?

Fíjate que en otra encuesta de la Fundación Alares, realizada a niños y niñas de 3 a 12 años, decían que:

  • El 65,9% de los niños y niñas entienden que la mejor manera de hacer las labores de la casa es de forma conjunta.
  • Aunque un 40% de ellos y ellas confirman que no existe un reparto igualitario en sus hogares.

Así que manos a la obra y a replantear las cosas para que esto cambie y pasemos a la ACCIÓN.

Porque si has probado muchas veces lo mismo y las cosas no cambian, quizás has de cambiar la manera de hacerlo, no?

Cómo enseñar las tareas del hogar de forma igualitaria

En esta foto puedes ver cómo acabamos la primera semana, lo interesante fue que en la segunda y en los primeros días, ya había un resultado diferente a los primeros días de esta semana…. Eso ya ha valido la pena….

Por cierto, ¿sabrías decirme de qué color es el gomet que me representa en mi familia?

Deseo que te haya inspirado y motivado para sacar a la luz vuestra colaboración en las tareas de vuestra casa.

Abrazo grande,

Yessica

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *