Aprender de la realidad las formas geométricas

Cómo y por qué aprender de la realidad as formas geométricas

¡La realidad ofrece experiencias mucho más significativas para el aprendizaje! Hoy descubre una forma sencilla de utilizar el entorno para aprende las formas geométricas.

El año pasado, por estas fechas, me llevaba del colegio el comentario de la maestra de mi hija, que solía confundir las formas geométricas básicas.

La verdad es que la noticia me sorprendió y decidí indagar en su aprendizaje de la forma que nos gusta hacer desde cada: desde la realidad cotidiana.

¿Cómo aprender las formas geométricas en la vida cotidiana?

Un día que estábamos tranquilamente en el sofá, le propuse un juego: desde el lugar donde estábamos, identificar la forma del cuadrado, el rectángulo y el círculo en los objetos que teníamos cerca.

Empezó a nombrar objetos e íbamos relacionándolo con su forma geométrica más característica. Por ejemplo: mesa – rectángulo, lámpara – círculo, ventana – cuadrado….

Si decía alguna que no coincidía con la forma, le preguntaba dónde estaba esa forma y que me la señalara: porque muchas veces ellos y ellas son capaces de ver más formas de las que nosotros vemos y no quería perdérmela.

Si estaba equivocada la relación objeto – figura, se lo indicaba buscando otras formas parecidas del entorno que ya hubiéramos mencionado para que ella misma comprobara cuál era el resultado correcto.

La idea le entusiasmó y estuvimos descubriendo formas geométricas básicas un buen rato. Como veía que su interés continuaba, le propuse que fuera a buscar todos los objetos que contuvieran una forma circular y los trajera al salón donde yo estaba.

Cómo y por qué aprender de la realidad as formas geométricas

Mientras ella buscaba y traía, yo dispuse en el suelo un gran papel que pegué para que no estorbaran las puntas. Fue colocando todos los objetos con forma circular sobre el papel blanco.

Cuando dio por finalizada la búsqueda, le ofrecí rotuladores y le propuse dibujar la forma de cada uno (lo que llamamos la planta en perspectiva) sobre el papel.

Aprender las formas geométricas de la realidad jugando

Y el resultado fue un cuadro abstracto gigante (el papel) que contenía todos los círculos accesibles de la casa encontrados por ella. Realmente era estéticamente bonita la composición y ella quiso seguir conservando el papel en el suelo para otro uso: hizo de la interrelación de los círculos, un gran mandala que acabó decorando a su gusto y pasó a formar parte, durante unos cuantos días, de la decoración de la casa.

Cómo y por qué aprender de la realidad as formas geométricas

A partir de esa sencilla interacción con el entorno, ella iba buscando y nombrando las formas geométricas que iba descubriendo en el supermercado, en la calle, en las tiendas…. Creo que no hizo falta recordarle nada más ni reforzarle de otra forma los conceptos: ya tenía claro qué era qué.

¿Por qué aprender de la realidad?

Los niños y niñas, desde que nacen y van adquiriendo su autonomía de movimiento (caminan), descubren el mundo a partir de interrelacionarse con su entorno inmediato. Necesitan tocarlo, chuparlo, olerlo, sentirlo… Estas realidades las manipulan integrándolas en su juego para entenderlas e interiorizarlas.

Esta es su realidad, sobre todo, cuando son bebés pero sigue siéndolo cuando crecen:

Siguen necesitando la realidad para adquirir aprendizajes que le marquen, que le produzcan una emoción con la interacción de los objetos y/o personas; cuya emoción provocará un recuerdo significativo en su interior: generará un aprendizaje.

Y necesitan de nosotros para darle sentido, en cierta medida, a eso con lo que interactúan: poniendo palabras, realizando preguntas para que se cuestionen y hallen la respuesta por ellos y ellas mismas,…

Con esta experiencia sencilla, mi hija no vio las formas geométricas en fichas, ni en libros, ni dibujadas en la pizarra, ni coloreándolas al uso.

Ella las identificó en su entorno inmediato, las tocó, las manipulo, las transformó (al dibujarlas) y decidió exponerlas maravillándose con el poder de las formas; haciendo de todo este proceso de aprendizaje, una experiencia propia, valiosa, repleta de entendimiento y significados concretos para ella.

Aprender las formas geométricas de la realidad

De esta manera ella entendió por sí misma qué era un cuadrado, qué era un rectángulo, qué era un círculo…. y hasta descubrió conceptos nuevos como cilindro y esfera que aún no había aprendido pero su curiosidad le llevó a preguntar.

Esta experiencia me lleva a pensar y a volver a reflexionar sobre la necesidad que tienen los niños y las niñas de aprender de la realidad, de la necesidad de aprender a través de los sentidos: tocando, viendo, sintiendo, oliendo, probando…

¿A ti que te parece? ¿Crees que vale la pena ofrecer más actividades sensoriales a nuestros niños y niñas?

Me encantará conocer tu punto de vista y seguir aprendiendo y reflexionando…

suscripción Rejuega

Un abrazo grande,

Yessica

Share

You May Also Like

2 comments on “Aprender de la realidad las formas geométricas

  1. Graciela
    3 julio, 2018 at 06:13

    Me encantan tus post. Ese es uno de los motivos por los cuales te sigo Yessica, ya que las actividades que planteas se dan a partir de la realidad de los niños. A partir de una cariñosa observación y me encanta como lo plasmas en el post. Graciassss, me inspira leerte!

    • rejuega
      3 julio, 2018 at 08:49

      Hola Graciela,

      Gracias por tus palabras, me llegan al corazón!!!
      Cada post está trabajado con mimo y surge de la realidad de mi casa y la necesidad reflexiva de mi cabeza. Hay mucho por decir y reflexionar sobre estos temas así que ahí seguimos: pensando y compartiendo. Y que llegue así me encanta!!

      Abrazo grande!!
      Yessica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *