Café del viernes: “Los niños y el juego libre”

los niños y el juego libreHoy, con un café por delante, te invito a reflexionar sobre el juego libre y espontáneo de los niños, sobre el aprendizaje que adquieren, la autonomía y seguridad sobre sí mismos y sobre la importancia de continuar manteniendo el juego libre en casa. ¿Te tomas un café conmigo?

Buenos días, yo ya tengo mi café delante para comenzar el día conversando contigo. Un americano y sin azúcar. Así me gusta a mí. ¿Tú ya tienes el tuyo?

Porque si estuviéramos tomando un café seguramente nos pondríamos a hablar de cómo nos han ido las vacaciones de Semana Santa y seguramente coincidiríamos en que la vuelta ha sido más dura de lo que nos imaginábamos. Quizás porque hemos podido desconectar y disfrutar de la familia al máximo.

… O quizás te diría que lo que más pena me da de acabar estas vacaciones es el perder esa amplitud, esa libertad que los niños adquieren en vacaciones… ¿Te has fijado? No sé si es el disponer de más tiempo, el disfrutar de un ritmo más lento, el despojarnos de obligaciones, el acercarnos más a entornos naturales o de todo un poco. Pero la cuestión es que en vacaciones los niños están mucho más cerca de disfrutar plenamente del juego libre y espontáneo, no estructurado. Y no sé por qué pero lo intuyo: cuando vuelven, vuelven más grandes!!

Porque si estuviéramos tomando un café te contaría que en estas últimas vacaciones lo he vuelto a comprobar porque llevé una bolsa llena con elementos para hacerles propuestas de juegos, invitaciones a jugar solos o en familia, y me he traído la bolsa casi tal cual como me la llevé. Y esto me encanta porque me demuestran una vez más que un niño con una libertad de movimiento, con posibilidades de salir al exterior en entornos “seguros”, con su propia imaginación y disfrutando de sus iguales es capaz de llenar su tiempo sin necesidad de muchos juguetes, ni de muchas actividades dirigidas y, por supuesto, ni de tecnología.

… Los he visto disfrutar en el río tirando piedras y palos, construyendo en equipo redes para cazar cualquier tipo de insecto o bichito que habitara cerca del río, buscando recipientes para poderlos inspeccionar, buscando palos para hacer sus juegos o piedras para pintar…

Si estuviéramos tomando un café seguramente coincidiríamos en la afirmación de que si a un niño le das tiempo para jugar, un espacio rico y seguro para experimentar con elementos o juguetes interesantes y estimulantes, le respetas su ritmo y autonomía, guardas silencio para no interferir y te relegas a un segundo plano… se convierten en un niño pleno, orgulloso de haber conseguido sus propios logros, seguro y autónomo… en definitiva: en un niño feliz.

… Si es que tampoco necesitan tanto de lo que les ofrecemos sino más bien necesitan poco pero de calidad, tanto de las pertenencias como de la presencia. Porque generalmente con poco es cuando lo que surge es más rico. ¿No lo crees?

Y ya con poco café en la taza y antes de que se me enfríe te contaría que procuramos que este tipo de juego siga reinando en nuestra casa aunque ya no sean vacaciones, en casa o en la calle, pero que mis niño sigan teniendo sus momentos de juego libre para que continúen sintiéndose fuertes, posibles, dueños y exploradores de sus posibilidades, conscientes del entorno y felices.

Y para ello se necesita de un trabajo en equipo donde los adultos se alinean para poner sigilosamente los ingredientes que posibilitarán la “magia” y que los niños revuelvan los ingredientes con su curiosidad y su imaginación… Para el adulto será un disfrute observar si esa poción causa efecto o no y será un nuevo reto el seguir buscando pócimas mágicas para ofrecer. Y para el niño será todo un mundo de aprendizaje y experimentación que se irá grabando en su libro de la vida.

Con un abrazo grande me despediría de ti y te regalaría dos de nuestros tesoros encontrados estas vacaciones para que pusieras en la fórmula mágica de este fin de semana: flores y palos para jugar. Y te pediría que en breve me contaras si surgió algo interesante, porque estoy segura que tú también eres un alquimista genial.

Buen fin de semana y te espero la semana que viene con un montón de libros y pelis!

Quizás te interesa:

  • 0

    Overall Score

  • Reader Rating: 0 Votes

Share

You May Also Like

8 comments on “Café del viernes: “Los niños y el juego libre”

  1. Laura
    10 abril, 2015 at 09:02

    Si estuviéramos tomando un café juntas, el mío sería un té y desprendería olor a canela… Por lo demás tendria la sensación de conversar con un espejo..!
    En nuestra casa las vacaciones no existen, o existen sólo las vacaciones. Hemos elegido vivir libres de horarios y lugares, el juego libre es nuestro pan cotidiano, no sólo para los niños, sino también para los adultos. Somos homo ludens, y así somos plenos.
    Gracias por el té!

    • rejuega
      10 abril, 2015 at 10:20

      Ummmm, lo puedo oler!!! Bienvenida a este encuentro matutino del viernes!! Te he de confesar que me cautivaste con el “Pococuento” y ahora con el “homo Ludens” que hacía tiempo que no escuchaba!! Qué diferente sería el mundo si dedicáramos más tiempo al juego, sobre todo los grandes. Yo creo que menos guerras habría, ni locuras mentales varias que hemos visto estos días, nos cruzaríamos por la calle con más sonrisas y seríamos mucho más empáticos, iríamos más desestresados y relajados, conversando y permitiéndonos hacer tonterías por el camino con nuestros hijos y adultos acompañantes. Usaríamos más las manos y crearíamos más. Veríamos nuestro entorno desde diferentes perspectivas y evaluaríamos los problemas con diferentes niveles de prioridades y urgencias.
      En definitiva, me da la sensación que pasaríamos por esta vida que nos toca de una manera más consciente, disfrutando del ahora y de los pequeños detalles que nos brinda el día, en definitiva: más felices!!
      Un placer convidarte! Un abrazo Laura!!

  2. Mai
    10 abril, 2015 at 09:11

    Buenos días!!! Viernes!! Bien! Volveremos a disponer de un fin de semana donde la distensión y desprogramación volverá a tener hueco. Cada vez estoy más convencida de que con todas esas ganas de hacerlo tan bien, y disfrutarlo al máximo, programamos, planeamos, proyectamos, demasiado. Dejando poco, o nada de tiempo, a que la vida, nosotros y los niños simplemente fluyamos… no dejamos espacio a la espontaneidad y al ritmo natural… dormir hasta despertar, decidir ahora que vamos a hacer hoy… cuando lo he probado todo el mundo en casa es feliz…

    • rejuega
      10 abril, 2015 at 10:27

      Dejar que las cosas fluyan…, cuanta razón! Hace mucho tiempo una psicóloga amiga me comentó que era una de las mayores cosas que los adultos no hacemos. Con nuestra programación de tener que tener todo controlado no permitimos o no vemos las cosas que van fluyendo a nuestro alrededor y tanto nosotros, como indirectamente nuestros hijos, nos perdemos lo mejor: nuestra espontaneidad (que ha quedado atrofiada pero se puede recuperar!!), nuestras naturalidad que nos hace más únicos que cualquier otra cosa, nuestro ritmo interior que nos guía por el mejor camino si le prestamos atención… Mai, cuantas cosas hemos aprendido estos años… Cuando nos dejamos llevar desde el interior… cuanta magia brota a nuestro alrededor… Gracias Mai por acompañarme un día más! Un abrazo enorme!!

  3. Mª AntoniacCastellana
    10 abril, 2015 at 10:50

    Hola yo tambien con un cafe matutino, dejando fluir el tiempo. Ya soy abuela maestra jubildad que no dejo del todo de serlo. Y pienso me hubiera gustado nacer más tarde para poder llevar a cabo todas estas ideas. cuanto me he perdido por eso ahora quiza lo disfruto doble, intentando que mis hijos y compañeras de cole hagan eso “Dejar más libres a los niños, no programar tanto.
    Disfruto de ver como hemos ido transformando las aulas de Infantil en mi cole y ya no hay mesas y sillas y el tiempo fluye por el espacio interior y exterior. No existe el tiempo de patio proque todo és un lugar para aprender.
    Que tengais un buen fin de semana y gràcias por compartir este café.

    • rejuega
      10 abril, 2015 at 11:01

      Qué placer tenerte en esta mesa compartiendo café Mª Antonia! Y cuanto nos puede aportar tu experiencia… Creo que la edad es simplemente un acumulo de sabiduría y experiencias que debería potenciarse y transferirse más a menudo!! Me alegro que se hayan podido hacer realidad esas transformaciones de las cuales disfrutan ahora en tu cole! Disfrutarlo ahora desde otra perspectiva, saborearlo con tiempo y sosiego y transferir experiencias para que aprendamos todos! Gracias por compartir este café y un abrazo grande!

  4. Mariela
    17 mayo, 2015 at 18:40

    ¡El mejor café que he tomado!
    aportes maravillosos

    • rejuega
      17 mayo, 2015 at 20:19

      Me alegra que te haya gustado Mariela este café… Espero encontrarte en los siguientes y que lo disfrutemos juntas! Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *