El café del viernes: “Un nudo en el estómago”

Café del viernesHoy empiezo con una nueva sección. Una sección más personal, para conocernos y compartir esas cosas maravillosas que sentimos y vivimos en nuestro día a día. ¿Te tomas un café conmigo?

No sé si sabías que ahora estoy haciendo un curso on-line en HelloCreatividad para conseguir que te sientas en Rejuega un poquito más a gusto y para que poco a poco, como es mi estilo, Rejuega vaya encontrando su sitio en este mundo de la infancia.  Lo que más me está gustando del curso es la energía e inspiración que desprende y las de ideas que surgen… Una de ellas es la del blog de dos de mis profesoras del curso, Mar y María de Sonambulistas, que cada viernes generan como una pequeña tertulia virtual a partir de una taza de café…

Me gusta la idea porque siempre he pensado en Rejuega como un lugar de encuentro donde poder entrar y sentirte como en casa charlando con amigos… Relajarte leyendo cosas que te interesen acompañado de una buena taza de café o té… Así que he adoptado el formato para conseguir que te vayas sintiendo a gusto en este rincón del ciberespacio y que nos vayamos conociendo poco a poco… Porque yo, la que estoy aquí escribiéndote, tengo tantas dudas y preguntas como tú, me pasan tantas cosas bonitas y tristes como a ti…. Así que… ¿Qué te parece si empezamos y nos tomamos un café?

Si estuviéramos tomando un café te darías cuenta que el mío es enorme y que no le pongo nunca azúcar… Verías que estoy callada esperando a que empieces a conversar porque, aunque no te lo parezca, soy muy vergonzosa y este tipo de situaciones me producen un nudo en el estómago importante. Rápidamente te darías cuenta que soy de las que observan y escuchan con calma y entrega…

Pero no te preocupes, ¡en esta ocasión empezaré yo!

Si estuviéramos tomando un café te contaría que esta semana ha sido intensa y que he sentido el vértigo que siente un padre cuando deja a su hijo volar en una experiencia nueva, que he experimentado un millón de sensaciones que he tenido que controlar en cada momento del partido de fútbol de mi hijo. El primer partido, su primera experiencia real. Te contaría que he sentido intensamente cada gol que le marcaron en la portería al ver su cara desmoronarse y que he celebrado orgullosa cada mueca interna de ánimo que se vislumbraba en sus ojos. Orgullosa de su trabajo, de su equipo y del equipo que entre todos hemos formado.

… y te contaría que he descubierto una tendencia en educación que lleva más de dos décadas en danza: el Slow Parenting. Con la cual me veo muy identificada en esta descripción: “Es una filosofía de vida, que enfatiza la importancia del juego, del acceso a la naturaleza e intenta que la tecnología esté al servicio del aprendizaje y de lo lúdico”. Del resto, aún nos queda que reflexionar y aprender pero vamos remando en el mismo sentido!

… y también te contaría que estoy totalmente a favor de la nueva revolución que MammaProof está generando con su Foodiekids. Una revolución orientada a aficionar a los niños al buen comer y entre algunos propósitos está el cambiar el clásico menú infantil de los restaurantes por unos de calidad y mucho más sanos! Yo ya me he firmado su manifiesto… Y tú?

Si estuviéramos tomando un café y me preguntaras por Rejuega te diría que estoy más que entusiasmada con el curso que estoy haciendo y, sobre todo, con la nueva imagen que, junto con mi inseparable pareja, estamos preparando. Que tengo ese nervio interno casi del primer día del cole y la emoción contenida de tener guardado un secreto que aún no te puedo desvelar.

Si estuviéramos tomando un café también te diría que llevo toda una semana buscando una respuesta para una lectora sobre uno de los juguetes para estimular la imaginación, que aún no he conseguido. (Laia, sigo en ello). Y que esto me produce mal estar… Y hablando de lectores te diría que me hizo muchísima ilusión que una mamá, este fin de semana, viniera a presentarse y saludarme: me encantaría ver todas las caras de mis lectores aunque… me pondría colorada seguro.

Si ahora estuviéramos tomando un café te diría que tengo la maleta ya preparada para irnos al monte a pasar el fin de semana. Un fin de semana muy especial porque será un fin de semana de despedidas… Una de las familias con las que compartimos una bonita casa en un bonito pueblo de la Garrotxa se nos va y esto me da tristeza… Han sido 4 años preciosos compartidos. Y penita también porque no encontramos otra familia que ocupe su lugar por lo que quizás este precioso proyecto no pueda continuar… Pero así es la vida…

Pero si realmente te tuviera aquí enfrente tomando el café conmigo te diría que estoy encantada de conocerte, que me hace feliz compartir vivencias y juegos contigo y que gracias a ti, que se que estas cada vez que te lo pido, este blog crece y llega a más personas que como tú y como yo valoran la importancia del juego en la infancia y el aprendizaje a fuego lento. ¡Gracias de verdad!

Y casi con el último sorbo de mi café caliente te cedería la palabra para que me contaras qué tal te han ido estos días, porque de tus palabras también surge la inspiración y el gusto de continuar el camino…

Y ya dejando la taza en el plato te diría que te espero dentro de dos viernes para volver a compartir un café caliente y nuestras vivencias que son grandes y valiosas! Y no te preocupes, no es por charlar… siempre me dejo el último sorbo del café en la taza!

Buen fin de semana!

Quizás te interesen:

  • 0

    Overall Score

  • Reader Rating: 0 Votes

Share

You May Also Like

11 comments on “El café del viernes: “Un nudo en el estómago”

  1. Laia
    6 marzo, 2015 at 09:37

    Gracias Yessica!
    Yo me tomaré un te mientras tu te tomas el café, y como tu, me dejaré el último sorbo en la taza.
    Gracias por seguir buscando la House Mat. Yo no he tenido suerte tampoco ;-(
    Gracias por contarnos un poco más de ti.
    Me sumo al Elogio a la lentitud…aunque qué difícil resulta a veces no caer en el atropello diario en el que vivimos, casi sin darnos cuenta.
    Cuentanos más sobre vuestro proyecto compartido en la Garrotxa, por favor!
    Un abrazo
    Laia

    • rejuega
      6 marzo, 2015 at 10:19

      Gracias a ti Laia por sentarte a mi lado, tomarte ese té calentito conmigo y dedicarme unas palabras. Y gracias a ti por seguir esperando la respuesta del House Mat! Quizás es una buena escusa para viajar a Oriente, no??!!
      Cuanta razón tienes al llamar “atropello diario” en el que vivimos… esa debe de ser la sensación que tienen los niños con nuestras prisas, no crees? A mi, sobre todo a la mañana que hay que llegar a una hora marcada, me da la sensación de estar llevándome las cosas por delante, como peinando la zona para conseguir salir a tiempo y que no quede nada atrás (ojo, que la casa queda patas para arriba pero por lo menos los niños y yo salimos a una hora prudencial para llegar al cole). Lo único que estoy cambiando es levantarme más temprano para ver si así conseguimos salir con más calma y te he de contar que hoy lo hemos conseguido! Yo creo que es un ritmo poco sano para todos y que cada uno a su manera tiene que ir encontrando sus formulas, aunque sean muy pequeñitas ya es un comienzo, para ir modelando nuestro día a día… En eso estamos…
      Y sobre nuestro proyecto en la Garrotxa… es una oportunidad perfecta para disfrutar en familia, con familias y con la naturaleza… pero qué te parece si preparo un post (con el permiso del resto de miembros de la casa), y les cuento esta idea que quizás inspire a muchos?

      Laia, un gusto hablar contigo y sí, mi último sorbo está en la taza…
      Un abrazo!

  2. gemma
    6 marzo, 2015 at 14:42

    Me apunto lo del slowparenting para seguir investigando.
    Recomendable 100% el libro Bajo presión de Honoré, si aún no lo has leido.
    Si estuviera contigo tomando ese café, te preguntaria más por esa casa en la Garrotxa… que tentador!

    • rejuega
      6 marzo, 2015 at 15:14

      Bienvenida Gemma!! Pues tendré que buscar y leer el libro de Honoré porque me pica mucho la curiosidad! Más si me lo recomiendas!! Y el tema del Slow Parenting, hay bastante información en internet, sobre todo en inglés! A mi también me parece muy interesante y me ha sorprendido porque, lo poco que he podido investigar, me ha parecido una filosofía de vida de sentido común. Con alguna peculiaridad si quieres pero es de bastante lógica, no te parece? Si encuentras más información interesante me encantará conocerla!
      Y lo de la Garrotxa… es un paraíso para nosotros! Pero tranquila que ya contaré esta idea porque es digna de tener en mente! Qué disfrutes del café y del fin de semana!

  3. Mima
    6 marzo, 2015 at 17:25

    Qué lindo tomarnos un café juntas .. Me encanta .. Siento tal cual como si estuviéramos tomándonos un café .. Me imagino sentadas en un lugar de esos hermosos con las mesitas y una vista espectacular .. Te cuento que me da alegría saber que no estoy sola en esto de experimentar nuevas formas de criar a nuestros hijos .. Nuevas formas de vivir .. Con diferentes ritmos .. Más amables .. Más alegres y divertidos .. Me emociona un montón .. Gracias Yessica por el café .. Y me uno a curiosidad por saber sobre ese proyecto Garrotxa .. Saludos desde Venezuela …

    • rejuega
      7 marzo, 2015 at 18:05

      Hola Mima, que lindo lugar has elegido para nuestro café de hoy! Y decirte que no, no estamos solas en esto de querer un espacio de crianza más lento, a fuego lento, con enormes dosis de cariño y mimo… buscando el tiempo aunque no siempre disponemos de todo lo que quiriéramos.
      Gracias por acompañarme desde Venezuela con este café y en este lugar tan especial. Y por último decirte que en breve tendrás más noticias sobre nuestra casa de la Garrotxa.
      Un beso grande desde España

  4. Angaleta
    6 marzo, 2015 at 18:19

    Hola, Yessica!
    Pues como estoy aquí, con un cafelito delante (con una pizca de leche y bien de azucar moreno) lo primero que me apetece es preguntarte por cómo acabó un tema que quedó sin resolver, pero quizás éste no sería el lugar para hablar de ello. También te contaré que la filosofia del Slow parenting me parece interesante, y que a veces siento que la vida en general me está robando demasiadas horas de lo verdaderamente importante (los míos, nuestro tiempo y mi tiempo, mi tiempo para crear, para leer y para crecer), pero algunos quehaceres se pueden posponer sólo unas cuantas veces, que a veces me preocupo mucho por cosas muy raritas, y muy poco por algunas que deberían preocuparme más, que bailando y cantando me pasan todos los males (y qué que no lo haga de fábula, a mi me vale!)… y que a veces me apetece liarme la manta a la cabeza y largarme al monte, y que me busquen… aunque sé que echaría de menos el asfalto. Y algunas cosas más… pero eso me lo guardo para la próxima.
    Y tengo dudas, pero espero un día que este café no sea virtual!
    Besotes!

    • rejuega
      7 marzo, 2015 at 18:17

      Hola compañera! Bienvenida a esta mesa! Decirte que ese tema no ha tenido respuesta ni modificación alguna. Que vuelvo a agradecerte tu atención sobre el asunto pero lamentablemente estas cosas pasan aunque no me gusten.
      Contarte que me encantan tus reflexiones y que mi también me da la sensación que se me escurre el tiempo y que se escapan cosas importantes. Pero contarte que hace unos años me lié la manta a la cabeza, sin dejar el asfalto, y cambié muchas cosas para saborear ese tiempo que veía pasar y que no me arrepiento de nada…
      Que me pasaría igual que a ti, echaría de menos el bullicio de la ciudad aunque me encante el campo…
      Y que tienes toda la razón: unos bailes alocados, ignorando al mundo, quitan todos los males y traen nuevas energías! Podríamos hacer un encuentro de esos también!
      Y que ese café pendiente… me avisas cuando vengas a estos lares y nos lo tomamos con azúcar moreno y leche… yo americano!

      Un beso enorme y gracias por acompañarme también con este café!

  5. mai
    10 marzo, 2015 at 22:17

    me he hecho un yogi té de esos que no tienen teína, son ayurvédicos, y la verdad, aunque fueran nocivos para la salud, creo que me los tomaría igual, porque me encantan! Y en fin! Aquí estoy!

    Solo quería añadir que no debería llamarse slowparenting, como todo el resto de movimientos slow-s. Deberían llamarse natural o organic o armonic o como fuera que sea que diera a entender que de tan rápidos y veloces nos perdemos todo el paisaje … y que lo chulo del viaje es disfrutarlo y no preocuparse tanto del destino ya que se ubica en el futuro y vivimos en el presente y compartimos nuestro tiempo presente con ellos, los niños y ellos no son slow, son natural… es que lo de slow me suena a expresamente lento, y pienso que el ritmo de los niños no es lento es intenso…
    Sólo son reflexiones en voz alta… y gracias porque no sabia que existía el slowparenting… seguro que estoy al 200% de acuerdo con sus principios valores y criterios … lo investigaré!

    Esperar slowly a una familia que quiera y pueda compartir la Garrotxa antes de dejar el proyecto… para los de ciudad es un gran as en la manga poder escaparte al campo… alguien aparecerá!

    buenas noches laidies…ultimamente estoy enganchada a tu blog y a tus movimientos …y me gusta! mucho! muchísimo! Está hecho con amor y muchas horas de concienzuda dedicación… felicidades con muchos cohetes y fuegos artificiales.

    • rejuega
      11 marzo, 2015 at 22:21

      Hola Mai! Pues tendré que probar ese té que mencionas y no conozco: me ha gustado lo de yogui y ayurvédicos!! Suena a relax y desconexión. Me lo apunto!
      A mi me pasó un poco igual que a ti al leer SLOW… Pensé: “Otra moda más” y la verdad me tentó no leerlo pero al final caí, y a excepción de ese vocablo, el resto me gustó bastante y creo que te puede interesar… tampoco creo que sea algo fuera de lo normal… Quizás por eso me ha gustado porque se ve algo muy natural, con sentido común, como tú también describes!! Para poder ir viendo el paisaje, disfrutando y saboreando los pasos. Y totalmente de acuerdo que los niños son de todo menos slow!! Viva el SPEED!!
      Y sobre la Garrotxa, ahí estamos apostando por él y en breve les contaré cómo acaba el asunto!
      Y también para acabar, agradecerte tus últimas palabras… Me encantará que sigas enganchada, yo estaré ahí acompañándote con mucho mimo, con muchas dosis de amor y, realmente, toneladas de dedicación! Pero realmente es que es mi pasión… así que ¡Bienvenida a este rincón!
      Un abrazo muy grande!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *