24 maneras de jugar con el agua de la lluvia


24 maneras de jugar con el agua de la lluvia

Activa el entusiasmo de tu niño o niña interior con estas ideas para jugar con el agua de lluvia con tus niños y niñas, y sácale partido a este elemento natural gratuito y maravilloso.

Estos días ha estado lloviendo mucho por aquí y he estado reflexionando sobre cómo nos afecta a los adultos el agua de lluvia y cuál es la relación de los niños y las niñas con ella….

Si que es verdad que las salidas de casa y llegadas se complican, que por la calle hay que procurar no sacar ojos ajenos ni los propios con el paraguas, que lleguen secos al cole,….

Pero lo que me gustaría evitar es transmitirles el aspecto negativo que le vemos nosotros los adultos. Porque para un niño o una niña, la lluvia es todo un mundo de posibilidades de juego y diversión; si les dejamos, claro.

Así lo siento y así lo creo, por eso estos días estuve compartiendo fotos y vídeos inspiradores por las redes sociales que nos hicieran reflexionar al respecto, que abrieran una ventana de posibilidades, sobre todo en los colegios que ven llover y el casi único recurso que suelen proponer es una peli…

A partir de aquí, “llovieron” varias propuestas de juego de varios seguidores que creo muy interesantes de compartir; más otras tantas de cosecha propia.

Muchas de las ideas que te voy a compartir son obvias, lo sé. Pero me he dado cuenta que como adultos que somos, muchas veces lo obvio lo olvidamos. Así que te las voy a recordar y al leerlas me gustaría que hicieras un ejercicio de introspección y te trasladaras a aquel momento de la infancia cuando te encontraste en una situación similar. Quizás poco a poco, de esta forma conseguirás saborear esa sensación de nuevo y reconocerla en los niños y niñas que están cerca de ti.

Quizás así puedas mirar a la lluvia desde otra perspectiva y activar ese niño o esa niña entusiasta que todos llevamos dentro.

Así que vamos a empezar por lo básico para luego ir descubriendo otras posibilidades de juego, pero no desestimes lo sencillo: recuerda que en lo simple siempre se encuentra todo un mundo creativo por descubrir.

¡Vamos allá!

Ideas para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

1) Salir a mojarnos bajo la lluvia.

Este vídeo lo dice todo: esa sensación de sorpresa, de emoción intensa, de asombro e inocencia que no deberíamos olvidar nunca para disfrutar aún más de lo sencillo y cotidiano.

Y este otro, en otro momento de la vida donde vivir la simplicidad, la sensación de travesura y desfogue, de libertad infinita….

2) Cantar y bailar bajo la lluvia.

Quién no lo ha hecho alguna vez!!! Tremendamente liberador!!

3) Abrir la boca bajo la lluvia.

Seguro que alguna vez trataste de comerte una gota, ¿lo recuerdas?, como los copos de nieve!

Yo siempre procuro que lo hagan alejados de los edificios. Tengo la fantasía de que la gota así estará más limpia. 😉

4) Jugar con el paraguas bajo la lluvia

De esos juegos en que buscar estar al resguardo y mojarte intermitentemente. Utilizando el paraguas más como un elemento de juego que como un artilugio para cubrirnos de la lluvia.

  • También buscar esa sensación sencilla de sacar las manos de debajo del paraguas para sentir el agua fría.

5) Jugar con el paraguas bajo los saltos de agua de los tejados.

Yo era de las que en vez de ir caminando debajo del tejado iba justo en el límite procurando pasar por cada salto de agua que caía del tejado. Y lo que me encantaba era escuchar los diferentes sonidos que producía cada salto según la cantidad de agua que caía.

6) Escuchar los sonidos de la lluvia bajo una sábana.

Esta idea me fascinó: un grupo de niños y niñas escondidos debajo de una sabana tensada por ellos y ellas, caminando tranquilamente bajo la lluvia y escuchando el sonido que hace al caer sobre la tela mientras se resguardan de ella.

Desde luego que llega un momento en que la tela se cala, pero el ir descubriendo todos los pasos previos, me parece maravilloso. Yo este lo tengo que probar!!

7) Salir a saltar los charcos.

Ideas para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

Con unas buenas botas de agua (o los pies descalzos si es verano), no hay mejor sensación que saltar dentro de los charcos para ver cómo salpicamos o meter los pies en charcos profundos para ver hasta dónde cubren…

  • Otra juego es saltar los charcos procurando no caer en ellos!

8) Pasar con la bicicleta a toda velocidad por los charcos

Y jugar o a salpicar mucho para los costados (como ven que hacen los coches cuando pasan por un charco) o jugar a ver quién salpica menos.

9) Jugar a meter las manos en los charcos

Ideas para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

Sentir el frescor del agua, ver hasta dónde cubre el charco, descubrir que hay en el fondo, ver como caen las gotas de nuestros dedos cuando sacamos las manos del agua… Todo un mundo de sensaciones únicas!

10) Tirar piedras en los charcos

Ideas para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

Y ver cómo salpica, qué ruido hace, qué ondas dibuja… Sin más.

11) Jugar con las corrientes de agua de lluvia

Cuando llueve mucho, se crean corrientes de agua en el suelo. Con la ayuda de una hoja, un tapón dado vuelta, un palito… podrán jugar a ver por dónde lleva la corriente estos objetos, descubriendo que hay algunos que pesan mucho y no se mueven, otros que se traban si no siguen la corriente, etc.

Vaya, un juego para estar un buen rato experimentando.

12) Jugar con un barquito de papel en los charcos

Ideas para niños para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

Un barquito de papel o una hoja pueden dar mucho juego sobre un charco calmo. Puede ser generador de mundos imaginarios que transporten a los niños y niñas a sus mundos inventados.

  • Otra idea es hacer que el barquito o la hoja se desplace por el charco. Podemos observar si el propio viento lo desplaza o ayudarlo, por ejemplo, con unas pajitas donde vamos soplando y dirigiendo el barco.

13) Jugar a pescar en los charcos

Esta es una idea que le encantaba a mi hijo mayor: buscaba un palo largo y se ponía a remover el fondo del charco, levantando el palo de vez en cuando viendo si aparecía algo atrapado en la punta. Lo mismo hacía con las hojas que encontraba flotando.

14) Jugar con los charcos como si fueran espejos

Los charcos también dan reflejos del entorno inmediato así como de nosotros mismos si nos acercamos.

Ideas para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

  • Nosotros, a veces jugamos a inventarnos historias cuando encontramos un charco en la tierra que retiene un trocito de cielo. Salen cosas increíbles de su mente, dignas de un buen cuento.
  • También podemos jugar a asomarnos a los charcos y descubrir el reflejo y hacernos fotos descubriendo todo un mundo relativo de dentro y fuera, arriba y abajo.

15) Jugar a unir charcos en la tierra

Si vamos a algún parque o camino que sea de tierra o arena y tenemos la suerte de encontrar muchos charcos más o menos juntos, podemos jugar a ir uniéndolos haciendo surcos en la tierra para que el agua se vaya comunicando de unos a otros. Esto da para crear recorridos nuevos redirigiendo el agua, crear nuevos charcos en zonas secas….

16) Jugar a trasvasar agua de lluvia

Esta podría ser una bonita provocación al juego: disponer cerca de los charcos, diferentes potes, cucharas, cucharones, pipetas…. Y ver que sucede. Yo me imagino que irán derechitos a meter los potes y cucharones en el agua para ir trasvasando el agua de un sitio a otro.

17) Jugar con el lodo de debajo de los charcos

Ideas para niños para jugar con la lluvia y los charcos en el exterior

La lluvia hace de la tierra un material nuevo a explorar: la tierra se convierte en lodo y pasa a ser un material sensorial y no estructurado espectacular para dejar volar la imaginación.

Ideas para jugar con la lluvia y las gotas de lluvia en el interior

18) Jugar a ver como las tizas dejan su rastro

Disponer tizas de colores en el exterior cuando llueve y colocarnos a cubierto a observar qué pasa, es un juego de paciencia y concentración interesante. Poco a poco la lluvia irá disolviendo el material que pasará a convertirse en caminos de colores acuarelosos. Posteriormente ver su rastro al secarse.

19) Los dibujos que cocrea la lluvia

Dibujamos con rotulador sobre una cartulina o tela y tendemos los dibujos bajo la lluvia y nos quedamos observando cómo las gotas van modelando un dibujo nuevo, creando finalmente una pieza única cocreada entre uno y la naturaleza. Sencillo pero de una belleza infinita.

20) La orquesta natural de la lluvia

Abrir un poco una ventana, hacer silencio y simplemente escuchar cómo suena la lluvia al caer, los ruidos paralelos de los árboles, de los pájaros, del viento… Eso ya es un deleite que debemos de transmitir desde pequeños.

  • Otra idea interesante es poner diferentes cubos y potes (de diferentes materiales y tamaños) boca abajo, bajo la lluvia, y hacer silencio, contemplando la orquesta que se genera al unir los diferentes ritmos de las gotas. Una experiencia digna de un museo de arte contemporáneo según quien nos comparte la idea.

21) Jugar con las gotas de la ventana

Ideas para niños para jugar con la lluvia y las gotas de lluvia en el interior

Ver las gotas en la ventana ya es un juego de observación en sí que a cualquier pequeño puede embobar. Pero podemos encontrar otras ideas más para jugar dentro de casa o del aula con las gotas de lluvia:

  • Seleccionar una gota que creemos que no se va a mover: si se mueve, pierdo; si no se mueve, gano.
  • Seleccionar una gota y si alguna otra le cae encima, pierdo; sino: gano.
  • Seleccionar una gota y seguir su recorrido hasta que desaparece.
  • Seleccionar una gota y con un rotulador de pizarra o para la ventana, dibujar el camino que vaya dejando, así crearemos múltiples rastros.
  • Seleccionar una gota e ir sumando cuántas gotas engulle y se va haciendo más grande.
  • Recrear un recorrido donde ir uniendo gotas. Y si le agregamos un rotulador de ventana, veremos el dibujo que nos regala.
  • Recorrer la ventana con el dedo sin tocar una gota
  • En la ventana de un automóvil, ver la velocidad con la que se escurren las gotas y se van uniendo a otras, inclusive poder hacer carreras con ellas gracias al viento.

22) Observar las gotas caer sobre los charcos.

Sentarnos a observar cómo caen las gotas sobre los charcos y dejar que descubran detalles tales como: cómo crean ondas, cómo hacen globitos, cómo salpican…

23) Descubriendo los sentimientos que despierta la lluvia

La lluvia es generadora de sentimientos. Es un acto inesperado que trastoca nuestra rutina (sobre todo los que tenemos muy poca lluvia durante el año) y es interesante observar qué sentimientos causa en nosotros.

En los adultos, es interesante autoanalizar qué lectura damos sobre el “mal tiempo” a los niños y niñas. De eso te hablaba en “Reflexiones e ideas para acercar la naturaleza a la familia“.

Para los niños y niñas, es un ejercicio de aprendizaje sobre sus propios sentimientos y el de los demás.

Una actividad que nos propone una lectora es que los niños y niñas vayan enunciando el sentimiento que les genera. De aquí nos da pie a preguntar por qué, cuándo hay sol cómo te hace sentir, etc. Con todos estos sentimientos podemos crear un poema conjunto y acabar de redondearlo con un dibujo personal.

24) Buscar arcoiris

Ideas para jugar con la lluvia y las gotas de lluvia en el interior

Suele pasar que después de una tormenta aparezca un arcoiris; así que con los ojos bien abiertos para disfrutar de un acto natural mágico, del cual podemos contar historias leyendarias de ollas repletas de oro, de deseos, de magia… y nuestras propias historias.

 

Todo esto son notas, ideas, píldoras para inspirarte porque en realidad todo esto te lo puede enseñar espontáneamente un niño o una niña si le dejamos disfrutar con este elemento natural. De hecho, te recomiendo que empieces por ahí: observando cómo juegan con la lluvia, las gotas y los charcos.

Luego, si quieres, ve proponiendo ideas poco a poco….

Espero que te haya gustado y, sobre todo, que te haya permitido recordar las cosas que hacías durante tu infancia. Soy de las que creo que sólo así podemos llegar a empatizar mejor con el juego de los niños y niñas y valorarlo como verdaderamente se merece.

 

Pero no puedo acabar esta post sin agradecer a todos los que habéis compartido ideas para crearlo. Gracias a: Pol He, Marcela Laura Kasparian Romero, Dolors Todolí Bofí, Miriam Jiménez, marineta_exprimiendolosdias, elssoletsminnilandia_ripollet, Oxitocino Pal Camino, conectando_corazones, Rosa Hernández Pérez, Silvina Ponce, Tania_duendita y a Amphibia Kids que nos ha compartido otras 8 ideas más para jugar con charcos y agua.

 

Un abrazo grande y a ver si nos cruzamos jugando en algún charco 😉

Yessica

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *