25 juegos y actividades de otoño para compartir en familia

juegos y actividades de otoño para disfrutar en familia

Disfruta el otoño en familia con estos 25 juegos y actividades sencillas que pretenden respetar la curiosidad, acompañar el asombro y maravillarnos juntos con cosas sencillas que nos hagan bajar el ritmo cotidiano; aprovechando los fenómenos naturales que nos regala esta estación del año. 

Ya tenemos el otoño aquí!! Nos ha regalado unos cuantos días de “veroño” pero ahora parece que ya ha llegado para quedarse con: la naturaleza llena de colores y matices, la temperatura que dan ganas de taparse, un nuevo ritmo que pareciera que fuera un poco más lento, una luz que tiñe todo lo que ilumina de una calidez que dan ganas de abrazar…

Vaya, que el otoño me huele a familia, a creatividad tranquila, a caminatas pausadas, a naturaleza cálida para compartir juntos.

Así te traigo esos juegos y actividades que nos gustan en casa para esta época:

Juegos y actividades de otoño donde los elementos naturales nos ofrecen de por sí variedad de posibilidades de juego, de exploración, de curiosear, de seguir investigando y disfrutar…. Juegos tranquilos y lentos donde seguir al niño y la niña según lo que vaya descubriendo, acompañando su asombro y bajando nuestro ritmo para observarlos y observarnos mejor mientras disfrutamos juntos.

¡Inspírate!

Juegos y actividades de otoño para compartir en familia en la naturaleza

25 juegos y actividades de otoño para compartir en familia

  1. Abrid los ojos y descubrid lo que la naturaleza os cuenta. Todos sabemos que en otoño las hojas se tornan marrones y caen pero ¿habéis mirado alguna vez con curiosidad lo que realmente os ofrece la naturaleza en esta época del año?. Así que salid a la calle y mirad: mirad para arriba, para el medio, para abajo, para arriba y abajo; y jugad a descubrir qué cosas van pasando día a día en vuestro entorno inmediato.
  2. Recolectad hojas. Un paseo de vuelta del colegio y/o por el campo puede ser una buena ocasión para ir recolectando hojas diferentes, de árboles diferentes para llevarlas a casa y observarlas luego en familia, pero descubriendo en el lugar cómo son esos árboles, qué características y diferencia entre ellos tienen… Hasta podrías llegar a comparar cómo son los árboles de la ciudad y los del campo… Seguro que llegáis a varias conclusiones interesantes.
  3. Organizad un paseo por el campo. La naturaleza nos ofrece un lienzo lleno de colores mágicos que se han de ver en vivo y en directo. Y son mágicos porque van cambiando semana a semana. Organizad con la familia una salida al campo con una ruta sencilla o que sea simplemente para ir a tomar un picnic hecho por vosotros y disfrutad del paisaje sin más. Puedes crear una tradición familiar donde cada comienzo de estación vayáis al mismo sitio a ver cómo se encuentra la naturaleza en esa época del año.
  4. Recoged frutos. Este mes es el mes de las castañas, los piñones y las nueces, entre otros frutos. Es una oportunidad perfecta para ir al campo y buscar castaños, pinos piñoneros y nogales, (uno por vez mejor, así os podéis concentrar en cada árbol). Si hay algo que me gusta, es que mis hijos sepan de dónde vienen las cosas y qué se hacen con ellas. Pues esta es una gran oportunidad porque tanto las castañas como los piñones y las nueces están escondidos y podemos jugar a descubrirlos, a buscarlos y atraparlos; jugar a distinguir los árboles y a comenzar a llamarlos por sus nombres…
  5. Jugad a crear instalaciones efímeras de Land Art. Al caer las hojas y los frutos tenemos, en esta época del año, los materiales naturales a nuestros pies. Pues qué mejor idea de crear nuestra propia obra de arte en la naturaleza y dejarla para que otros se la encuentren y puedan disfrutar. Dejad volar la imaginación y trabajad en equipo para que el disfrute sea compartido; recordando siempre que lo más importante es el proceso y no el final!
  6. Jugad con los colchones o la lluvia de hojas. Las hojas forman gustosas alfombras en el suelo que tanto pueden servir para tumbarnos sobre ellas como para hacerlas volar y crear nuestra propia lluvia de hojas otoñales. A los niños les encanta y casi, casi lo hacen instintivamente. Seguramente que te vean a ti disfrutando de este momento, será su gran regalo.
  7. Visitad un huerto. Procura acercaros a algún huerto para poder descubrir cuales son las hortalizas, verduras y frutas de temporadas. Hoy en día hay muchos huertos ecológicos que abren sus puertas para enseñar su cosecha y descubrir las maravillosas formas de las calabazas, los boniatos, berenjenas… Y os podéis llevar una buena cesta para cocinar en casa.
  8. Organizad una búsqueda de tesoros otoñales. Descubre el por qué es interesante este tipo de juego e inspírate en la plantilla gratuita de búsqueda del tesoro, adaptándola a esta estación. Seguro que es un muy buen aliciente para ellos para ir a la montaña.
  9. Organizad una búsqueda de colores en la naturaleza. Como verás más abajo, cada estación tiene unos colores característicos que a veces los niños y niñas nos sorprenden con más colores y gamas de los que nosotros tenemos concebidos. Por eso, esta actividad te la recomiendo hacer después de realizar la rueda de las estaciones así puedes poner gran parte de los colores del otoño que hayáis detectado. La idea es crear un soporte con los colores de temporada a buscar y salir en busca de ellos como te explicaba en esta actividad de “educar la mirada”.
  10. Salid a la calle a jugar con los charcos. El otoño tiene días de lluvia con una temperatura agradable donde poder salir fuera, bien preparados para jugar con la lluvia y todo lo que ella trae. Recuerda que te comentaba aquí la importancia de transmitir una sensación positiva con respecto a la lluvia, porque en realidad en nuestro país, cuando llueve: hay que salir a celebrarlo.
  11. Explorad qué pasa con los insectos y los animales en esta época. Hay un cambio considerable, sobre todo en lo que a insectos se refiere, con respecto al verano. ¿Seréis capaces de descubrir cuáles son los animales e insectos que están visibles en otoño? ¿Y qué les está pasando a ciertas aves que van volando en formación por el cielo?
  12. Degustad los arcoiris. Después de la tormenta sale el sol y muchas veces en esta época, la naturaleza nos regala como broche final de la lluvia, unos arcoirirs espectaculares. Así que a poner atención y degustar esos momentos de forma mágica.
  13. Títeres otoñales. A nosotros nos encanta contar historias y recurrimos a cualquier cosa como pretexto para contarlas. Pues qué te parece buscar los recursos de la naturaleza como hojas, palos, frutos para contar una historia allí mismo. A ellos les encantará y estarás siendo un muy buen ejemplo de como encontrar soluciones en momentos inesperados.

Juegos y actividades de otoño para compartir en familia en casa

25 juegos y actividades de otoño para compartir en familia en casa

  1. Observad vuestros tesoros otoñales. De los paseos por el exterior y los tesoros que encontraréis, podéis buscar un momento para observarlos, sentirlos y explorar sus diferencias y similitudes. Te propongo que traigas una lupa y una cartulina blanca (por si la mesa es de otro color), dejar cerca también una libreta y unos lápices por si de la exploración quieren pasar a la interpretación de esas formas.
  2. Jugad a clasificar el material. Ofrece cestos donde puedan ir guardando sus tesoros clasificados (aunque ten en cuenta que la clasificación cada uno la puede entender a su manera, así que abre bien los ojos para descubrir cuál es la de cada uno).
  3. Cread material didáctico otoñal que luego os sirva para seguir observando, jugando, investigando… Hace un tiempo quise crear cartas con las características de cada temporada. Por ejemplo con una hoja de color otoñal, castaña, calabaza, boniato, piñones, nueces… Vaya que la idea es ir haciendo fotos a cada tesoro y diseñar unas sencillas cartas (plastificadas) para tener en casa junto a cada elemento real. Estas cartas luego pueden servir para ir comparando las temporadas. También puedes crear plafones con las diferencias de cada árbol. Por ejemplo un castaño: donde aparezca la hoja, el erizo, el fruto… Como si fuera una lámina naturalista pero hecha de piezas reales.
  4. Cread material decorativo. Podéis utilizar las hojas para pintarlas, crear guirnaldas con hojas sencillas como las de Alisa Burke o combinando hojas, frutos, frutas,.. Imaginación al poder.
  5. Cread un rincón o mesa de otoño en algún espacio común de la casa. Es una actividad muy característica de la pedagogía Waldorf que da importancia a los ritmos de la vida, procurando ofrecer experiencias para que el niño y la niña se sitúe en el tiempo, viva los cambios naturales y forme parte de los acontecimientos. Un poco lo que estamos viendo, va en esta línea, y en este caso específico te propongo crear vuestra mesa de estación. Podéis poner vuestros tesoros, los plafones de los árboles y las cartas creadas, adornarla con vuestras creaciones y buscar libros infantiles que hablen de esta época del año (aquí encuentras una interesante selección de libros infantiles sobre este tema).
  6. Crea un Atelier inspiración Reggio Emilia con arcilla o pasta de sal y los elementos naturales que tengáis por casa. La idea es ofrecer ese material clasificado que habéis encontrado en la naturaleza junto a trozos de barro o pasta de sal (descubre cómo hacer pasta de sal). Colócalos sobre una mesa que no tenga más estímulos que estos materiales como provocación. A partir de aquí deja que se relacionen con el material y a ver qué surge.
  7. Representad los colores del otoño. Como te decía antes, si hay algo que me fascina, es ver los colores que descubren los niños en la naturaleza. Nosotros tenemos relacionados para cada estación una serie de colores estándares; pero ellos descubren otros tantos más que realmente están en cada estación. Esta observación me llevó a realizar un proyecto anual sobre el ciclo de las estaciones donde en cada estación mirábamos en familia los colores de las estaciones y lo dejábamos visible en la rueda de las estaciones inspiración Montessori-Waldorf.
  8. Cocinad recetas en familia con comida de temporada. Buscar un recetario de los de siempre o preguntar a los abuelos qué podéis hacer con los alimentos de los árboles y del huerto de esta temporada y cocinar en familia ese plato especial y hacer de esa comida, un momento único en familia, ideando una mesa especial (tenéis mucho material para decorar).
  9. Celebrad las fiestas tradicionales. En cada región habrá una fiesta tradicional que celebrar. Por ejemplo aquí tenemos “La castañada” y también Halloween. Pues integra aquellas fiestas que te gusten o que gusten a la familia (aunque a veces a los adultos no nos gusten tanto) y hacer del momento una celebración familiar compartida y divertida. Por ejemplo, busca disfraces para la familia (hay disfraces de Halloween no violentos).
  10. Cocinad recetas dulces para las tardes de otoño. Comienzan a acortarse las tardes y a refrescar esto me lleva a pensar a cambiar el ritmo, a meternos en casa y disfrutar del hogar. Y siempre, siempre me viene a la mente el hacer galletas. En casa es un clásico y a los niños les encanta porque las hacemos y las disfrutamos todos en la merienda o desayuno. Este año también hemos aprovechado para decorarlas con glasa real y, como se acerca Halloween, las galletas de navidad las hemos tuneado y te imaginas cómo habrán quedado…
  11. Explorad el tema arcoirirs. Después de degustarlo en directo, en casa podéis investigar el por qué sucede, buscar cuentos o historias relacionadas como la que al final del arcoiris se encuentra enterrada la olla llena de oro de los Leprechaun (duendes irlandeses), buscar de qué forma podéis crear arcoiris en casa (hacer una lluvia de ideas) y probar de hacerlo…
  12. Haced harina de mandarina. Es la época de las mandarinas y no sé en tu casa pero aquí se comen como rosquillas así que guardamos las pieles de las mandarinas para secarlas y convertirlas en una harina de mandarina que la utilizamos para jugar, ya sea como elemento de juego en la cocinita o como bandeja sensorial. Puedes ver cómo hacerlas en estos recursos sensoriales.

Seguro que con esto ya tienes donde empezar a disfrutar del otoño con tu familia de manera lúdica, divertida y respetuosa. Y no olvides que si a ti te ha inspirado, puede inspirar a mucha gente; así que: ¡COMPARTE! Gracias.

¡A disfrutar del otoño jugando!

Un abrazo grande,

Yessica

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *