Fomenta el valor de las pequeñas cosas del día a día en los niños

Fomenta el valor de las pequeñas cosas en los niñosEl tiempo pasa muy rápido y muchas veces no somos conscientes de todo lo que hacemos. Pararse un momento a pensar, recordar y saborear lo que vamos haciendo nos lleva a valorar los pequeños momentos del día a día, quitando importancia al “TENER” y dándosela al “COMPARTIR y DISFRUTAR”. Traspasar esta idea a los niños es complicada pero no imposible y empezar con pequeñas dosis es interesante para que poco a poco vayan valorando sus vivencias, su tiempo, el tiempo en familia y con amigos, sus habilidades y descubrimientos personales. Aprovechando que el verano acaba de terminar, tenemos la posibilidad de practicar este “saborearlo” aún un poquito más con una lista de cosas como esta que hemos creado en casa: “Cosas que hicimos este verano”; donde hay más experiencias que pertenencias.

Se está acabando el verano y atrás queda, ya como lejano, el comienzo de las vacaciones, los largos ratos libres, las aventuras vividas, … Pero para no olvidar esos momentos vividos en familia tan especiales y valorar también los momentos de calidad diarios; siendo conscientes de la importancia que tiene el vivir el presente y de las cosas maravillosa que nos brinda, sin importar tanto lo material sino lo personal; me he propuesto evidenciarlos por medio de un pequeño juego, para que tanto pequeños y grandes nos demos cuenta del tiempo que pasamos juntos.

Y ¿cómo se juega a valorar las pequeñas cosas del día a día?

Para jugar con los niños a valorar las pequeñas cosas del día a día, me ha parecido una buena idea crear un listado, a modo de checklist, de cosas que más o menos todos las familias realizamos; y he tomado el verano como temática a desarrollar. Así que, con la familia reunida, se trata de ir leyendo en voz alta la lista e ir tildando las experiencias que se han vivido. Habrá otras que no se hayan hecho pero evoquen otros momentos a comentar. Y ¿para qué? Sobre todo para:

  • Pasar un tiempo en familia de comunicación activa. Donde por un momento paremos a pensar, comunicar y escuchar dedicando ese momento exclusivamente a esa actividad.
  • Dar pie a comentar y revivir cada experiencia que se va tildando, contando las sensaciones y acciones de cada miembro de la familia. Dándonos cuenta que quizás hubo alguno que lo vivió de una manera diferente a lo que creíamos o no.
  • Evidenciar la cantidad y calidad de cosas que hacemos juntos en familia. Y que pasan desapercibidas pero que son fundamentales para la unión y frescura familiar.
  • Valorar las pequeñas experiencias compartidas versus la necesidad del consumo como búsqueda de satisfacción y felicidad.

Podéis haceros vuestra propia lista y/o utilizar la nuestra para practicar la idea. En ella encontraréis estas 80 ideas de cosas que se podrían hacer en un verano cualquiera:

  1. Despertarnos tarde
  2. Preparar un coctel especial para toda la familia
  3. Organizar un picnic en un lugar diferente
  4. Preparar un desayuno diferente al resto de la familia
  5. Volar una cometa
  6. Regar y cuidar las plantas
  7. Pasar tiempo en familia jugando
  8. Jugar con globos de agua
  9. Acostarnos muy tarde
  10. Ir de excursión a la montaña
  11. Descubrir lugares desconocidos
  12. Jugar con los amigos hasta tarde
  13. Conocer amigos nuevos
  14. Comer comida diferente
  15. Ver un atardecer o amanecer en un lugar especial
  16. Ir en bicicleta
  17. Comer helados
  18. Hacer castillos de arena
  19. Caminar libremente sin zapatos
  20. Mirar las estrellas
  21. Disfrutar en la calle jugando
  22. Jugar con la manguera de regar
  23. Buscar tesoros de verano
  24. Lavar el coche de los papás
  25. Pasar mucho tiempo en la piscina o el mar
  26. Pintar con agua en el suelo
  27. Inventarnos un juego nuevo
  28. Hacer burbujas de jabón
  29. Hacer un maratón de pelis
  30. Visitar un museo, zoo, acuario, planetario,…
  31. Tumbarse en una tumbona a descansar
  32. Jugar con los juguetes en un lugar inusual
  33. Construir una casita o cueva para jugar
  34. Descubrir un juguete nuevo que nos ha encantado
  35. Ir al cine de verano
  36. Acabar lleno de arena, barro, pintura…
  37. Visitar a amigos/familia que viven muy lejos
  38. Enterrarnos en la arena
  39. Jugar al pilla-pilla grandes y pequeños
  40. Aprender algo nuevo que no sabía
  41. Jugar con los amigos libremente en la calle
  42. Hacer experimentos
  43. Visitar el trabajo de papá/mamá
  44. Descubrir en el otro que sabe hacer algo que desconocíamos
  45. Dibujar en la arena
  46. Tirarnos de bomba en la piscina
  47. Hacer una función de títeres con cualquier cosa que encontremos
  48. Crear cosas nuevas con nuestros tesoros del verano
  49. Descubrir un libro nuevo que nos guste
  50. Acostarnos en el suelo fresquito a charlar
  51. Utilizar un medio de transporte que no solemos usar
  52. Leer libros con calma y en buena compañía
  53. Dejarnos llevar por el paisaje del lugar
  54. Aburrirnos
  55. Jugar con los abuelos a los juegos que ellos jugaban
  56. Contar historias antes de irnos a dormir
  57. Montar una tienda de campaña
  58. Cenar al aire libre con velas
  59. Disfrutar de la sensación de dormir destapados
  60. Buscar y descubrir peces en el mar
  61. Dedicarle una postal a un amigo
  62. Celebrar un cumpleaños de manera diferente
  63. Aprender a cocinar una receta nueva
  64. Mirar por la ventanilla del coche y dejarnos llevar
  65. Mojar a un adulto desprevenido
  66. Ayudar a preparar una barbacoa
  67. Sacar fotos a diestro y siniestro
  68. Idear un juego para toda la familia
  69. Asistir a una verbena de verano
  70. Ver una estrella fugaz
  71. Hacernos peinados divertidos con el agua de la piscina
  72. Reír sin poder parar de reír
  73. Jugar con las olas del mar
  74. Hacer un dibujo muy especial
  75. Dar paseos en familia al caer el sol
  76. Jugar a la búsqueda de tesoros
  77. Trepar a un árbol
  78. Buscar e inspeccionar insectos
  79. Encontrar un objeto que nos recordará siempre este verano
  80. Y…………….. Aquí viene ese momento que ha sido tan especial para toda la familia y que no ha salido en la lista!

cheklist cosas que hicimos este veranoClica en el enlace para descargarte gratuitamente: “Cosas que hicimos este verano”.

Un juego que en este caso ha tomado el verano como tema central pero que puedes realizar con cualquier momento relevante o como balance del mes… Lo interesante es ir repitiéndolo a lo largo del año para que el concepto de “valorar las pequeñas cosas” vaya haciéndose consiente en su interior. ¿Te apuntas a probarlo en casa?

Quizás te puede interesar también:

5 estímulos para jugar con nuestros hijos

11 ideas para jugar y aprender con los “Tesoros del Verano”

10 verdades sobre el juego infantil

Share

6 comments on “Fomenta el valor de las pequeñas cosas del día a día en los niños

  1. Àngela Angaleta
    20 septiembre, 2014 at 10:39

    Me encanta! Me gusta que la lista empiece con “Despertarnos tarde” así, le da ese aire mágico de ensueño de primera hora de la mañana… aunque en mi casa, los días festivos, ésa primera hora no sea tan primera… me encantan los pequeños y grandes momentos que has marcado… Reír sin poder parar de reír… todos y cada uno!
    Sinceramente, es verdad que muchas veces nos dejamos llevar por la inercia, hacemos las cosas y, aunque las disfrutemos, luego no volvemos a pensar en ellas. Y es precioso recordarlas porque les da valor y, por un momento, es cómo volver a vivirlas!
    Felicidades por la idea, es maravillosa!
    Mil gracias, directo a la impresora! <3

    • rejuega
      22 septiembre, 2014 at 14:06

      Gracias Àngela por tu comentario. Me alegra que te guste! Y la idea de este post es tal cual lo que describes: abrir los ojos y darnos cuenta de las maravillosas cosas que hacemos cada día. Es simplemente un acto de reflexión a modo de ejercicio para que al darnos cuenta de ésto, lo pongamos en práctica recordando cualquier momento que hayamos disfrutado, o para hacer un repaso de las cosas al final del día. Seguro que a cada miembro de la familia le ha ocurrido algo especial. Y si, nosotros como adultos, valoramos esas pequeñas cosas, poco a poco a nuestros hijos le irá calando y lo integrarán en su modo de vida… Y fortalecerá a la vez la mirada crítico-estética y estimulará su creatividad. A parte de valorar cada uno de sus pasos!! Un abrazo!

  2. El País de los juguetes
    29 agosto, 2015 at 11:01

    He hecho una artículo donde te he puesto un enlace a tu blog, porque me recordó que quería escribir algo parecido sobre aprender a disfrutar de las pequeñas cosas. Es increíble que haya niños que no sean capaces de conseguirlo.
    http://www.elpaisdelosjuguetes.es/blog/blog/ensenar-a-disfrutar-de-las-pequenas-cosas/

    Si no quieres que te enlace me lo dices y lo quito.

    • rejuega
      29 agosto, 2015 at 17:15

      Encantada de que este post te sirva de inspiración y que lo incluyas y compartas en el tuyo. Encantada de que este pensamiento de extienda y creemos pequeños momentos de reuniones para valorar nuestro día a día y esas pequeñas grandes cosas que quedan inadvertidas y que tanto valor tienen. Muchas gracias a vosotros!! Un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *