“Sí puedo, sí puedes, sí podemos.” Educación emocional ya!

Tenía ya ganas de experimentar la educación emocional por medio del juego y la experimentación, así que el fin de semana pasado nos decidimos a probarlo con nuestro hijo mayor en una actividad para la familia: “Cata la Educación emocional con tus hijos” de la Fundació per a l’Educació La Granja. Una actividad en un entorno natural orientada a analizar cómo se organiza la familia, a inspirar pensamientos positivos e invitar a la acción y reflexión sobre la manera de relacionarnos con las emociones que sentimos y vivimos en el núcleo familiar, a través de actividades lúdicas y el contacto con caballos.

La Granja la descubrí por casualidad, buscando información sobre este tema, y me pareció tan interesante e instructiva que decidimos conocerla y probar su método de educación emocional por medio de la experimentación, la vivencia y la conciencia. Solo por su lema, ya valía la pena.
[Tweet “”Sí puedo, sí puedes, sí podemos.” ¡Practica ya la educación emocional con tus hijos!”]

La “Cata de emociones” fue para nosotros un momento de encuentro en familia compartido con otras familias, donde mediante tres tipos de actividades divertidas y variadas pudimos explorar qué era lo que sentíamos, cómo lo vivíamos y qué generaba en nosotros. Es decir y como dicen ellos, alfabetizamos las emociones que sentíamos (que muchas veces cuesta ponerles nombre) y reflexionamos sobre nuestra actitud emocional como padres e hijos.

emociones_rejuega_02

emociones_rejuega_03Esta simple actividad de recorrer un circuito con obstáculos libremente, guiando o dejándose guiar sin ver, fue toda una experiencia. Surgieron emociones de felicidad, responsabilidad, confianza, aceptación, temor, satisfacción, orgullo…; experimetadas tanto en adultos como en los niños.

emociones_rejuega_04En el tobogán flotante se trataba de trabajar la comunicación positiva y el espacio del niño y el de la pareja. Un momento de superación, esfuerzo, recompensa personal, motivación, alivio, serenidad, optimismo y el de encontrar un “oasis” para decir al otro todo aquello que nos gusta de él de manera positiva.

emociones_rejuega_05Trabajar el liderazgo y las emociones a través de los caballos de doma natural es una de las especialidades de esta fundación. Realmente la experiencia es única y hay que vivirla para entenderla. La relación caballo-persona es transferible a cualquier situación de la vida y funciona de espejo para hacer consciente el inconsciente. Aquí experimentas y evidencias que mandar y liderar no son cosas iguales y que imponiendo no consigues lo que deseas, sino más bien coartas y limitas al otro. Descubres la necesidad del auto-control emocional, de la comunicación positiva, del respeto, la confianza y la paciencia. Descubres tu comunicación no verbal, tu nivel de autoestima, de liderazgo, inseguridad y miedos. Toda una experiencia que te deja con ganas de aprender más y más sobre este tema.

Como madre de dos niños considero que es esencial la educación emocional desde la infancia porque afecta a todos los ámbitos de la vida durante toda la vida: somos seres con emociones y no podemos desprendernos de ellas. Reconocerlas, gestionarlas y saberlas utilizar será el mejor recurso para vivir mejor con nosotros mismos y con los demás. Ser más autónomos y vivir con menos estrés y ansiedad, vivir menos conflictos con otras personas y tener las capacidades para afrontar situaciones adversas resolviéndolas de manera creativa y positiva. Razones para apostar por este tipo de educación, ¿no lo crees?

Y, ¿cómo trabajar la educación emocional en casa?

Una de las cosas que yo aprendí este día y la veo como la manera más inmediata y sencilla de practicarla en familia, es tan simple y lógica como sustituir la típica pregunta de la tarde: ¿Qué tal te fue hoy? por ¿Cómo te has sentido hoy?.

emociones_rejuega_00Al principio descoloca. No es fácil, de verdad, más si uno no tiene práctica en analizarlas y nombrarlas. Todo requiere de práctica. Pero de esta manera comenzaremos a introducir las emociones en la rutina diaria de casa, a aprenderlas y practicarlas; empezando por el primer pilar de la educación emocional que es el de reconocer y poner nombre a nuestras emociones.

Y en vuestra casa, ¿Practicáis la educación emocional de manera consciente? ¿De qué forma lo hacéis? ¿Habéis vivido experiencias parecidas a ésta?

Ya sabes que un blog se alimenta y crece con tus comentarios.
¡No tengas miedo a expresar lo que piensas y comparte! Aprenderemos TOD@S
 

Datos de interés: Fundació per a l’Educació La Granja

Recursos educativos: Artículos y reflexiones La Granja

Servicios: Actividades de educación emocional La Granja

Localización: Santa Maria de Palautordera, Barcelona

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *