23 maneras de contar un cuento en familia

23 maneras diferentes de contar un cuento

Cuentos hay muchos así como maneras infinitas de contarlos. Aquí tienes 23 propuestas que puedes probar para hacer con material que tienes por casa. ¡Otra forma de disfrutar de la literatura en familia!

Este Sant Jordi, la gran fiesta por excelencia del libro, lo vamos a celebrar de forma bien diferente.

Por eso:

Quiero que esa alegría que se vive en este día del libro no decaiga y que activemos nuestra imaginación para cocrear en familia un día mágico y especial donde los cuentos, las historias y los libros sean los protagonistas como siempre lo han sido.

Para que esto suceda, te invito a que pruebes en familia algunas de estas posibilidades porque aunque quizás no podamos estrenar libro nuevo, siempre podemos contar los cuentos que tenemos de formas diferentes, ¿no lo crees?

23 maneras de contar un cuento

Leer libros a nuestros hijos e hijas es un gran regalo para él o ella y a la vez es una ventana al mundo de la literatura.

Compartir momentos de cuentos en familia es un sembrar el amor por la literatura en edades tempranas, generando un vínculo emocional no solo entre madre/padre e hijos/hijas si no también relacionando el momento de la lectura con una emoción placentera surgida del compartir juntos.

Aquí vas a descubrir otras formas de contar cuentos, de recrearlos, vivirlos y sentir la literatura y el imaginario de una forma diferente.

1 · Releer los libros olvidados que tenemos en casa.

En esta ocasión te invito a que sigas haciendo esta práctica tan buena de leer cuentos a tus hijos e hijas, recopilando esos libros que hace tiempo que no leías (hasta aquellos de cuando eran pequeños) y releerlos juntos:

  • Recordando aquellos momentos,
  • Dejando que sean ahora ellos/ellas quienes os lo lean a vosotros,
  • Leerlos compartiendo lectura (una hoja cada uno, por ejemplo),
  • Leerlo repartiendo los personajes a cada uno y leyendo cada uno el que le toque.

Aunque nuestros hijos e hijas crezcan, rememorar esos libros que les encantaban de pequeños, puede parecer trivial y aburrido, pero si lo propones, te darás cuenta de que será una reconexión increíble, reviviendo momentos pasados pero añadiendo ingredientes muy ricos y nutritivos del presente.

2 · Crear un cuento con los títulos de libros que escojamos

Hace un tiempo, descubrí este juego literario en las redes sociales (no sabría decirte quién lo comenzó pero si recuerdo leerlo en Planeta Babetes).

Es tan sencillo como seleccionar unos cuantos libros o mirar la estantería de los cuentos que tengamos y ordénalos de tal forma que podamos crear una historia a partir de los títulos de los libros que escojamos.

Estoy segura de que con la cantidad de libros que tenemos por casa, pueden salir historias muy divertidas y diferentes a las que hay guardadas en las páginas de cada uno de esos libros seleccionados.

Contar un cuento con los títulos de los libros

¿Te imagina qué historia puede surgir de esta selección? ¡Nosotros ya la tenemos!

Podéis escribirla e ilustrarla si os apetece. Estos es solo el comiendo de lo que de vuestra imaginación y creatividad. Quizás pueda inspirarte algunas de las siguientes ideas.

3 · Crear historias a partir de sellos

Este es uno de mis juegos creativos favoritos. Se trata de tener un conjunto de sellos para estampar e ir contando una historia sobre un papel, dejando la historia plasmada en una sola imagen. Es una herramienta que se utiliza en creatividad: visual-thinking. Pero que en este caso la entrenamos a partir de una historia inventada.

Crear historias a partir de sellos. Desarrollar la creatividad

En este post: «Cómo crear historias para niños y estimular la creatividad». Descubrirás el paso a paso, el por qué y el cómo contarlo con un ejemplo mío.

Pero si no tienes sellos comprados, también los puedes hacer en casa: toma tapones grandes y goma eva o cartón gordito y conviértelos en sellos recortando los personajes (o algún elemento característico del personaje) dibújalos en la goma eva y pégalos sobre el tapón. Luego utiliza tinta para sellos o pintura y ya tienes un kit casero de sellos para contar historias en casa utilizando esta técnica.

En esta imagen puedes ver como lo hice yo para contar el cuento de Caperucita.

Contar cuentos de forma creativa

4 · Cuentos infinitos.

Estoy segura de que te acuerdas de esos cuentos que podías acabar y volverlos a contar una y otra vez porque la historia invitaba a ello o de aquel cuento que tu hijo o hija te pedía que contaras una y mil veces. Pues cuando descubrí este formato pensé que sería genial para contarlos.

Y lo probé, en esta ocasión con un cuento inventado por mí. ¡Deseo que te guste! Dale al play.

Aquí tienes un vídeo-ejemplo de cómo hacerlo por si te animas!!

5 · Crear historias con piedras

Seguro que conoces esta técnica de contar historias: se trata de tener un número de piedras (mínimo 6) donde en cada una pintamos un icono (puedes pintar otro diferente por la otra cara de la piedra), tiras las piedras y con los iconos que te han salido, cuentas una historia que contenga todos estos iconos.

Si no tuvieras piedras por casa, también puedes hacerlo con tapones, pintando un icono en la parte superior del tapón.

6 · Crear cuentos con imanes

En casa los imanes siempre son un acierto. Tenemos material en la nevera donde aparecen los mil y un cuentos y…

Contar cuentos de forma creativa: con imanes

También tenemos una caja con material imantado donde poder crear historias imaginadas. En este post te contaba cómo hacer esta caja que, en aquel momento nos la llevamos de viaje, pero que nos sigue acompañando en casa. Puedes descargarte las plantillas y utilizar papel imantado o pegar las piezas sobre imanes que tengas por casa.

7 · Cuentos con palabras encadenadas

A veces los cuentos no tienen por qué ser largos sino simplemente un conjunto de palabras encadenadas que tengan algún sentido narrativo.

En este caso te propongo ejercitar la imaginación y la memoria creando este cuento a partir de palabras encadenadas. La idea es que en familia, uno empiece con solo una palabra (por ejemplo: «En…») y la siguiente persona sume una palabra a la anterior nombrándolas todas (por ejemplo: «En + un + país +….).

Podrá ser todo lo largo que vuestra memoria alcance porque al principio parece fácil pero conforme se van añadiendo palabras, la cosa se complica y el tema puede dar para muchas risas!!

8 · Cuentos con Cadáveres exquisitos.

Hace poco te proponía esta técnica artística para crear animales o personajes imaginarios. Pues también lo podemos hacer con frases.

La idea es doblar un papel tipo acordeón, al principio en 3 partes para que sea más sencillo. Uno empieza escribiendo un inicio, dobla el papel para que el siguiente no pueda leer lo que ha escrito. El siguiente habla del desarrollo del cuento, lo dobla y el último escribe un final del cuento.

Lo divertido es abrirlo y leer la historia que ha surgido de entre las tres personas.

Si quieres complicarlo, dobla el papel en más trozos así la historia será más larga y más loca.

Si queréis, podéis utilizar un cuento que conozcáis como base y jugar a reinventarlo!

9 · Caja de cuentos

Hace mucho tiempo te compartí un recurso que en casa nos encantaba. Es la caja de canciones. Pues ahora te propongo aprovechar esta misma caja o hacer una para contar cuentos que conozcamos. Es decir, en vez de cantar una canción cada vez que saquemos una caja, lo que haremos será contar un cuento con el personaje u objeto que haya escondido en esa caja.

10 · Cuenta cuentos con títeres

El hecho de poder tener personajes tangibles es algo que siempre llama la atención a los niños y niñas. En esta ocasión te invito a que creéis vuestros propios títeres con material que tengáis por casa y representéis ese cuento en un teatrillo improvisado o creado a vuestro gusto.

Contar cuentos con títeres: Formas creativas de contar un cuento

En este port puedes inspirarte con estos «14 DIY para disfrutar del teatro en casa: Títeres y teatrillos.»

11 · Cuentos del revés

Generalmente, aquellos cuentos tradicionales que conocemos, siempre están contados, más o menos, de la misma manera. Pues en esta ocasión te invito a que en familia creéis un nuevo cuento a partir de el de siempre. Teniendo la oportunidad para poder ir debatiendo sobre género, sobre historias de amor, sobre princesas bellas y tontas, príncipes valerosos y dragones o monstruos malos…

Vamos a darle la vuelta y para ello, te dejo este ejemplo del libro «La princesa Rebelde» de Anna Kemp y Sara Ogilvie que nos encanta.

O échale un vistazo a los cuentos de Belén Gaudes, creadora de la colección de cuentos «Erase dos veces»:.

12 · Cuentos con sombras chinas

Una de mis debilidades son crear cuentos con sombras chinas. Me encanta y es muy sencillo de hacer.

Busca aquel cuento que queráis contar o inventad uno. Dibuja los personajes en cartulina o papel y recórtalos (puedes poner más o menos detalles recortados según tu habilidad con las tijeras o el cúter). Pégales un palito de brocheta o helado y listo.

Ahora busca un foco de luz, ya sea el directo del sol o una lámpara y proyecta la sombra (poniendo la sombre china entre el foco y la pared) y a contar la historia.

Cuentos con sombras chinas y 22 maneras más de contarlo

Puedes utilizar papel de celofán de colores para darle tonos o lanas para hacer el pelo. ¡Creatividad al poder!

13 · Cuentos mudos

Tal cuál, cuenta un cuento donde no puedas hablar pero sí hacer toda la mímica que necesites. La idea es que adivinen qué cuento estás contando y que quien lo adivine, pase a contar uno sin palabras.

Parece más fácil de lo que es, pero no, el tema tiene tarea porque tenemos tantos en el repertorio que cuando te descubren los de siempre, a ver cómo representas aquellos que habéis leído menos…

14 · Cuentos comparados

Si hay algo que me gusta es ver como diferentes autores cuentan un mismo cuento de diferente manera. Hace un tiempo hicimos una investigación con el cuento de Caperucita Roja (es que me encanta este cuento), y descubrimos como un mismo cuento puede ser contado de diferentes formas. Si no, en «20 Caperucitas Rojas para fomentar la imaginación de los niños» te dejo el claro ejemplo.

Pues en casa, revisa esos cuentos clásicos que tengas en las estanterías y busca si tienes el mismo contado de otra forma. Si no tuvieras y ahora no puedes ir a la biblioteca, busca en internet que seguro encuentras vídeos de personas contando aquel que te gusta, como en el ejemplo de Caperucita. Y podéis comparar cómo lo cuenta e ilustra cada autor.

Y de ahí, !!quizás salga vuestra propia versión!!

15 · Jugar con los libros

Hay libros que dan mucho juego. Pues ahora tienes la oportunidad de sacarles jugo y convertirlos en un juego tangible y sensorial.

Hacer juegos con la literatura infantil

Un ejemplo de ello es el libro «Jugamos» de Hervé Tullet. Con él hicimos un juego muy sencillo para tenerlo cuando lo íbamos contando y ese material quedaba para seguir jugando.

16 · Cesto de los cuentos

Esta idea consiste en crear un cesto, tipo el cesto de los tesoros para los bebés, pero con contenido variado (tanto sensorial como de tipología). Puedes poner una piedra, un títere de dedo, un palo, una caja metálica, un animalito, unas hojas…. Un material rico para despertar la imaginación.

Este material lo ofrecemos tanto a grandes como pequeños de la casa y con lo que encuentren y quieran utilizar, nos contarán un cuento.

17 · Cuentos con rima y movimiento

La gran especialista en esto es Tamara Chubarovsky. Una delicia poder aprender algún cuento que ella comparte utilizando la rima y los movimientos de las manos para contar a los más pequeños de la casa.

Aquí te dejo una buena recopilación de ella:

18 · Cuentos sobre la piel

¿Te imaginas contar un cuento sobre la piel? ¿Llenar una espalda de caricias y carne de gallina, una barriga de mimos y un cuerpo de besos? Pues es un poco la idea cuando vayas a contar un cuento sobre la piel…

Pídele permiso a tu hijo o hija para tocar su cuerpo y narra un cuento utilizando tus manos de diferentes formas. Una idea es esta que nos cuentan aquí mientras le dan un lindo masaje a un bebé pero que también puedes trasladar a la espalda de un niño o niña más grande:

19 · Cuentos rimados

Otra cosa que utilizamos mucho en casa son las rimas. A veces, cuando no me hacen caso, me pongo a cantarles lo que necesito que hagan en forma de rima, y ya los tengo conmigo colaborando.

Pues en esta ocasión lo que te propongo es que comiences el cuento con una rima y la siguiente persona lo continúe manteniendo la rima o virándola, pero siempre encontrando una rima. No hace falta recordar las rimas anteriores sino hacer crecer la historia a partir de ir agregando rimas nuevas.

20 · Cuentos en la ventana.

Hace tiempo compramos una pintura especial para ventanas que lo que tiene de especial es que te permite crear como unas pegatinas que puedes, más o menos, desenganchar del cristal. Estos adhesivos, más rotuladores de cristal, nos dieron una gran oportunidad de crear cuentos en la ventana.

Contar cuentos en la ventana: Formas creativas y diferentes de contar cuentos

Si no tienes ese material, puedes hacerlo con rotuladores para cristal que son fáciles de borrar.

21 · Kamishibai

Es una forma muy popular de contar cuentos originaria de Japón. Se tratar de un teatrillo muy característico donde van pasando unas láminas que sirven como soporte gráfico para contar el cuento.

Kamishibai: una de las 22 formas de contar un cuento

Hay mucha información sobre este forma de contar cuentos y tú puedes adapatarla a casa. Nosotros hicimos el soporte con cartón y las láminas eran creación de los peques.

22 · Cuentos en la pared

Si tienes un retroproyector estás de suerte, si tienes un proyector de diapositivas eres de los míos y si no, un buen foco te vale. La idea es jugar con transparencias, texturas e historias dibujadas sobre acetato o cualquier superficie transparente.

Nosotros tenemos un proyector de diapos y construimos, justo delante, una estructura donde poder ir colgando las transparencias dibujadas, las texturas y celofanes que iba necesitando la historia. Hasta nuestros propios cuerpos pudieron entrar en la historia al reflejarse nuestra silueta.

Cómo contar cuentos de otra manera

Podríamos decir que es una sombra china pero en este caso trabajamos más con la proyección de los objetos y las transparencias donde podemos ir dibujando la historia. Todo un gran montaje para transformar el espacio, activar la imaginación y disfrutar de un cuento jugado.

23 · Cuentos jugados

Hace un par de años cree, junto a Natalia de OhContes, un proyecto precioso donde juego y literatura se daban la mano.

Creamos Espacios Sensoriales, una oportunidad de vivir los cuentos a partir del juego para sentirlo y descubrirlo con todos los sentidos.

Es un trabajo creativo donde se sintetiza el libro en conceptos básicos que se verán reflejados en los diversos espacios de juegos que están pensados para cubrir la variedad de necesidades de los niños y niñas. Estos conceptos que juegan con su cuerpo, luego los descubren en la narración del cuento.

En este vídeo puedes ver un poco lo que se viven en estos espacios.

Una delicia ver cómo reconecen lo que han experimentado al escuchar la narración del libro, cómo se llevan integrado el libro con la vivencia, como descubren una nueva y diferente forma de sentir, jugar y descubrir las cosas y mucho más, la literatura.

Y tengo UN NOTICIÓN:

Para este mes de julio, estamos preparando una formación online para educadores que quieran aprender a crear espacios sensoriales.

Si te interesa, deja aquí tus datos y te mantendremos informada.

 

Y hasta aquí mi propuesta creativa y familiar para disfrutar del Día internacional del Libro.

¡Me encantará saber qué te ha parecido y cuál vas a probar estos días!!

Un abrazo grande,

Yessica Clemente


Quizás te interese:


Acompañamiento express para padres y madres que necesitan consultas urgentes

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *