La maquina para transformar las emociones en casa

Una herramienta para aprender a gestionar las emociones en casa

Una herramienta sencilla y divertida para aprender a gestionar las emociones y descubrir el poder que tenemos para transformarlas. Una idea excelente para adentrarnos en el mundo emocional y aprender juntos.

Hemos vivido diferentes momentos de la vida, más con esta pandemia, que nos ha hecho sentir encima de una montaña rusa emocional.

Ha sido interesante ver cómo han ido cambiando las emociones e intensidades en el transcurso del confinamiento, esta vuelta al cole tomada por los pelos y ahora creo, no por desanimar, que viene una realidad a la cual vamos a tener que hacerle frente utilizando toda la paciencia, recursos y creatividad que tengamos a mano para no deteriorar nuestras relaciones familiares.

Pero no todo es negro (aunque a veces lo veamos así).

  • Quizás no puedas estar sin mascarillas en el cole,
  • Quizás te hayan vuelto a confinar y no puedas salir para despejarte y volver con mejores energías,
  • Quizás no puedas dedicarte el tiempo que necesitas para sentirte más calmada para afrontar la situación,
  • Quizás no puedas pedir ayuda porque te encuentres sola…

Estas son realidades que existen y se palpan, pero quizás sí puedas modificar la manera en que te enfrentas a ellas, transformar esas emociones que se generan en pensamientos positivos que te lleven a vivir una emoción más positiva; la cual te ayude a sentirte mejor, a calmarte, a integrarte y estar más predispuesta a acompañar como tú quieres.

No es fácil para nosotros, pues imagínate para los niños y las niñas que aún no tienen desarrollada la parte cerebral que les permite esta consciencia y regulación emocional.

Pues para eso, ayer en un momento crítico de acompañamiento emocional de mi familia, recurrí a la idea que escuché a la psicoterapeuta Àngels Martí y la materializamos en esta máquina para transformar las emociones en casa.

Ella es psicóloga especialista en gestión emocional y la trabaja a través del juego y el vínculo familiar. Tiene una mirada muy especial que me encanta y necesitaba aplicar sus recursos… [Por cierto, más abajo podrás profundizar más con ella].

Porque me di cuenta de que estaban asomando emociones como la tristeza, la rabia, la desazón, los celos, la apatía, la desgana, el anhelo… Y ya sabes que sentirlas son totalmente lícitas. Solo tenemos que identificarlas y transitarlas siendo conscientes que la emoción pasará…

Pero también me di cuenta de que alguna vez nos quedábamos enganchados en el sentimiento que quedaba tras la emoción fuerte o a ese anhelo que no llega…

Así que pensé que esta máquina para transformar las emociones nos podría ayudar de forma lúdica a materializar esa transformación que no es sencilla de realizar (ni de explicar) y que en muchas ocasiones, el trabajo sensorial y manipulativo genera un entendimiento mucho más significativo.

¿Cómo funciona la máquina transformadora de emociones?

La idea básica es muy sencilla: queremos que una emoción negativa pase a transformarse en una positiva que nos permita ver las cosas de otra manera, sentirnos mejor, poder estar en familia con más conexión, estar más serenos, etc.

Para ello tan solo tienes que dar los siguientes pasos tras crear tu máquina:

Máquina transformadora de emociones para niños: una herramienta de gestión emocional

  1. Encendemos la máquina. Un acto simbólico que a la vez conecta con nuestra acción de tener que encender esa parte cerebral que ayudará al cerebro emocional a ver las cosas desde otra perspectiva.
  2. Introducimos el pensamiento negativo en la máquina. Ese pensamiento puedo traducirlo en palabras, concretarlo (porque el todo, el nunca, el siempre… son muy ambiguos). Quizás con ayuda de algún mayor y/o de algún libro, hago tangible mi sentir: doy señales a mi cerebro de que estoy intentando poner un sentido a lo que me pasa.
  3. Seleccionamos o lanzamos al azar un sentimiento que nos ofrece la máquina. Visualizo una gran cantidad de posibilidades, jugando con ellas a que siempre podemos encontrar otra forma de ver las cosas. En este caso con esta sintetización de emociones positivas que pueden ayudarnos, escogidas entre nosotros.
  4. Seleccionamos la intensidad. Porque… te has parado a pensar cuánta cantidad necesitas de esa emoción para sentirte mejor? Quizás no mucho, solo un pequeño empujoncito para salir de esa emoción negativa. Quizás mucho porque estaba muy enganchada en un sentimiento de tristeza… De esta forma podemos poner consciencia a cuán de enfadado estaba realmente y cuanto necesito para sentirme mejor, por ejemplo.
  5. Seleccionamos el compromiso. Este punto me parece interesante porque muchas veces sabes la emoción positiva que necesitamos para salir de ese entramado emocional que nos paraliza, pero no tomamos acción en ello. En definitiva, no nos comprometemos. Así que sintonizar tu grado de compromiso nos servirá para ver si nos resulta fácil llevarlo a cabo, si la próxima vez tendré que poner un poco más de compromiso… y pasar a la acción.
  6. Tomo mi emoción transformada en positiva según haya salido en la ruleta, en forma de herramienta escrita en un papelito. Para ello abrimos la puerta indicada, la leemos y nos comprometemos ya a utilizarla con el grado que nos hemos comprometido. Aquí descubriremos un gran número de herramientas que ayudan al cerebro a sentirse equilibrado, por lo que aprenderemos herramientas para pasar a la acción de sentirnos mejor. Las pondremos en práctica y las integraremos más haciéndolas que filosofiándolas.
  7. Dejamos el papel sobre la máquina y nos vamos a pasar a la acción esa transformación.

Luego, solamente los que son mecánicos de la máquina de las emociones, pueden volverla a poner a punto cuando haya que reponer papeles y limpiarla de emociones negativas. Y esta parte les encanta porque el sentirse perteneciente es algo que buscan y necesitan siempre, hasta en esta acción tan sencilla.

Una idea sencilla para enseñar a transformar las emociones

¿Cómo nos puede ayudar la máquina transformadora de emociones en casa?

Por un lado ayuda, en el momento de la construcción, porque genera un momento creativo en familia muy estimulante. Un reto donde del material reciclado se transformará, con nuestra pericia, en una mágica máquina transformadora de emociones. Esto ya está generando energía positiva en el ambiente, ¿no crees?

Por otro lado, es un momento para reflexionar sobre las emociones negativas que nos están visitando y también sobre aquellas emociones positivas que nos gustaría tener y sentir para estar todos bien. Para ello te sugiero que tomes un libro de emociones (en este post «Cuentos infantiles sobre emociones» tienes ideas). Será una buenísima oportunidad para hablar de este tema, explicar tus emociones también y vernos que todos podemos y debemos sentir y conocer lo que nos pasa en nuestro interior.

¡Date cuenta de que ya, seguramente, estaréis aprendiendo nuevos nombre y significados de emociones!

Luego podemos hacer una lluvia de ideas sobre aquellas cosas que podemos hacer para sentirnos mejor según las emociones positivas que hemos seleccionado. Una oportunidad de conocer los recursos de cada uno que quizás ni tú conocías (recuerda que los niños y niñas siempre nos sorprenden y los adolescentes, en este caso, también tienen mucho que aportar) y hacer nuestra lista de herramientas para introducir en la máquina.

Y ya por último, en su función, ayuda al niño o a la niña (y a nosotros también) a materializar un concepto abstracto como es una emoción (a la hora de ponerle nombre y escribirla) y a aprender un abanico de recursos donde explorar y encontrar aquellos que mejor funcione en cada uno.

Y quizás, sea también un artefacto de uso autónomo, un recurso más al que disponer cuando nos sentimos mal y no queremos contarlo…Y a ti te servirá para ver en qué emociones han estado enganchados al leer sus notas.

Una sencilla idea para desbloquear emociones que nos cuesta quitar de encima, jugando en familia.

Máquina de las emociones: una herramienta para enseñar a nuestros hijos a gestionar sus emociones

Ideas para la transformación de emociones

Nosotros escogimos estas 6 y te comparto algunas de las ideas que han salido de nuestra lluvia de ideas a modo de ejemplos:

  • ALEGRÍA: Escucha o lee chistes. / Da saltos e intenta darlos cada vez más altos. / Ponte música que te guste y ponte a bailar.
  • AGRADECIMIENTO: Busca cosas que hayas hecho o sentido tú mismo para agradecerte. / Ve al frasco del agradecimiento y mira lo que hemos compartido estos días. / Busca 3 cosas para agradecer que hayas vivido en el día de hoy. En las cosas sencillas de tu día a día tienes grandes cosas que agradecer.
  • TRANQUILIDAD: Hacer el ejercicio de respirar escuchando una ola del mar. / Tumbarte en la cama o el suelo, ponerte un objeto que pese poco sobre la barriga y con tu respiración moverlo como si estuviera en una ola. / Ve a un espacio tranquilo a relajarte. Recuerda respirar pausado.
  • OPTIMISMO: Busca 3 cosas buenas que puedes sacar de ese sentimiento negativo que estás sintiendo o da la situación que ha provocado es emoción negativa. / Pensar en lo ocurrido o en qué nos ha llevado hasta esta emoción y descubrir aquello que podemos cambiar nosotros para que no vuelva a ocurrir.
  • CONFIANZA: Dite firmemente ¡YO PUEDO! ¡ADELANTE! / Abrázate fuerte y dite: ¡ME QUIERO! ¡SOY ÚNICA Y ESPECIAL / Recuerda que aunque las cosas se pongan tensas, que tengas un día triste o te enfades con tu familia, esas personas que te quieren, TE QUIEREN SIEMPRE. Porque no quieren a tu comportamiento si no te quieren a ti por lo que TÚ ERES.
  • ESPERANZA: Piensa en todas las cosas buenas y las acciones buenas que sabes hacer y haces. Ahora piensa en cómo podrías haber usado todas o algunas de estas cosas buenas que ya tienes para solucionar la emoción que sientes o el problema que lo ha generado. ¡Tú puedes siempre encontrar tu mejor versión de ti mismo! / Piensa que lo que te está pasando ahora cambiará si tú imaginas una forma de encontrarte mejor.

Si te ha gustado esta herramienta, te parece interesante y práctico, pues no te pierdas el taller ONLINE que ofreceré junto a Àngels Martí: una psicóterapeuta maga del juego y las emociones.

Vas a aprender a ver las emociones desde otra mirada, donde en vez de verlas con temos, podrás transformalas en aprendizaje y bienestar familiar. También vas a descurbrir como con herramientas de hgestión emocional, mezcladas con ideas de juego, vas a poder acompañar mejor a tus hijos, hijas y alumnos y, a la vez, ayudarles a practicarlas como herramientas que quedarán en ellos y ellas para aplicar siempre que lo necesiten.

Dos horas de aprendizaje y, a la vez, de autocuidado para ti, porque más que un taller, será un momento especial donde salir cargada de energía y en calma. AQUÍ TIENES TODA LA INFO.

Taller de gestión emocional para niños

Deseo que te haya ayudado y que te animes a hacerla. A nosotros, de momento, nos ha traído grandes momentos.

Un abrazo,

Yessica

Share

You May Also Like

8 comments on “La maquina para transformar las emociones en casa

  1. Me encanta 👏 👏
    A partir de qué edad crees que puede funcionar?
    Gracias!!

    • rejuega
      17 abril, 2020 at 11:52

      Hola,

      Creo que a partir de 3/4 añitos puede estar bien aunque las emociones que escojas serán como las más básicas y poco a poco irán apareciendo aquellas que son más complicadas de entender como el optimismo, la esperanza… Todo dependerá de lo que esté acostumbrados a trabajar las emociones en casa ;).

      Un abrazo,
      Yessica

  2. Monserrat Diosdado
    19 abril, 2020 at 21:42

    Hola!

    Agradecida y emocionada de leer este articulo ya quiero poner manos a la obra para construir esta maquina, al leerlo se me ha ocurrido hacerla en compañía de mi pareja y usarla para ambos para conocernos mejor y saber gestionar aun mas nuestras emociones y sobre todo transformarlas.

    • rejuega
      22 abril, 2020 at 09:02

      Montserrat, gracias por tus palabras y me parece una idea genial que la hagáis en pareja y que os sirva también para transformar vuestras emociones.

      La idea de esta máquina es transformar pasando por la consciencia, vengan de donde vengan las emociones, así que será muy útil para vosotros también!!

      Te mando un abrazo grande,
      Yessica

  3. Brigitte
    13 mayo, 2020 at 07:34

    Pero que idea más chula, me encanta !!! es que tiene de todo, trabajo de creatividad, planificación ,motricidad fina, gestión de habilidades sociales y diversión … absolutamente genial. Acabamos de publicar en el blog ,buscando los mismos propósitos como crear una capsula del tiempo quizás te guste …Un saludo.Brigitte.

    • rejuega
      13 mayo, 2020 at 09:35

      Hola Brigitte, me alegro de que te guste y como bien detalles, detrás de este trabajo hay mucho aprendizaje.

      Me encantan las cápsulas del tiempo! Voy a verlo.

      Un abrazo,
      Yessica

  4. maría
    18 septiembre, 2020 at 08:22

    Pero qué recurso más chulo!!! m encanta!!!!

    • rejuega
      21 septiembre, 2020 at 12:54

      Muchas gracias María!!

      Un abrazo,
      Yessica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *