La Naturaleza nos mira y nosotros no vemos

Una reflexión sobre la naturaleza y el confinamiento

Una reflexión en voz alta sobre lo que podríamos aprender de la naturaleza durante este confinamiento si la miráramos. Y por naturaleza, digo mucho más que flora y fauna…

"Mira profundamente en la Naturaleza y entonces comprenderás todo mejor" Albert Einstein.

«Mira profundamente en la Naturaleza y entonces comprenderás todo mejor» Albert Einstein.

A las costas se acercan delfines, por las calles aparecen corzos, patos y patitos, jabalíes y hasta algún oso se ha asomado… En la ciudad se ven más especies de aves y su canto se escucha mucho más fuerte.

La naturaleza recobra su espacio o su libertad para moverse con tranquilidad porque ahora, sus grandes enemigos, están donde antes estaban ellos: acorralados y controlados en espacios pequeños como nuestras casas.

Duro parece leerlo así, pero lamentablemente es el ser humano quien ha ido acorralando a las especies, haciéndoles cambiar sus rutas migratorias (o entrando en conflicto cuando habitamos su espacio), ahuyentando con nuestro ruido, talando indiscriminadamente selvas milenarias, quemando tierras, pescando excesivamente y arrasando los fondos marinos…

La naturaleza te mira pero tú no ves

Y seguimos sin ver.

Sin ver esa tristeza que tienen en sus ojos, sin ver los cambios de temperatura, sin ver las lluvias fuertes o las plagas o los virus… Seguimos sin ver que cuando TODOS PARAMOS, ELLA SE RECUPERA ENSEGUIDA. Y sin rendir cuentas, sin protestar por lo que hemos hecho, sin echarnos en cara nada.

Esto me hace relacionarla con la sabiduría, la humildad y sencillez de los niños y niñas: SI TÚ PARAS Y CAMBIAS TU MANERA DE INTERACTUAR CON ELLOS Y ELLAS, EL ENTORNO ENTERO CAMBIA Y SE RECUPERAN LAS CONEXIONES, LOS LAZOS,… VOLVIENDO EL EQUILIBRIO.

«Si miráramos profundamente a la Naturaleza y a los niños y niñas, entonces comprenderíamos TODO mejor» 

Este confinamiento puede ser una buena oportunidad también para MIRAR profundizar en nuestra naturaleza interior, para reflexionar sobre nuestras acciones, reflexionar sobre nuestra responsabilidad en todo esto, reflexionar sobre cómo queremos que sigan siendo las cosas cuando salgamos de este acorralamiento momentáneo. Porque no te olvides, tú volverás a ocupar su espacio. Ella te está dando una nueva oportunidad de compartirlo.

Bukit Merah Orang Utang Island Foundation. Reserva de orangutanes en Malasia

Yo no soy quien para decir CÓMO, a mí me queda mucho camino por aprender… Pero sí puedo ayudarte con esta puesta sobre la mesa para que encuentres tu POR QUÉ.

  • ¿Por qué quieres hacerlo?
  • ¿Desde dónde nace?
  • ¿Qué compromiso o consistencia tendrá?
  • ¿Por qué ahora sí y antes no?

Trabajemos esa emoción que te mueve en tu por qué, porque ahí, cuando tocas y acaricias la emoción es cuando el ACTO (tu propósito) se hace significativo. Dicen que no aprendemos si no hay emoción. Pues vamos a por ella que estos días estamos despertando muchas.

Dejemos ya el PARA QUÉ que está regido por la mente racional y el ego, y pasemos a tocar el alma, la emoción que nos guíe de verdad a mirar a los ojos, a esos ojos tristes que tantas cosas nos están contando.

Ojalá resuene en este día de la Tierra que, sin decirnos ni pedirnos nada, nos está dando TODO.

Gracias,

Yessica

Los orangutanes de las imágenes son algunos de los 16 orangutanes (en el momento que estuvimos) que tienen protegidos en la Bukit Merah Orang Utang Island Foundation al Norte de Malasia, los cuales pude fotografiar en persona, yo dentro de una jaula y ellos en una isla, ‘libres’. Ese día mi cabeza hizo un clic: sentirme como ellos y a la vez todos atrapados en algo que si no dábamos un paso, eso no iba a cambiar. Sus ojos, su tristeza me marcaron…

Share

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *