fbpx

Temas del blog:

Juegos de niños que marcan la vida

Frase de Ute StrubEste verano disfruté de la arena y me reencontré con mi niñez. Jugué como lo hacía de pequeña construyendo fortalezas, castillos y torres encantadas con formas gaudianas. Y jugué porque quería jugar y, con este juego que sale de dentro, me siguieron mis hijos: observando, colaborando, probando, experimentando tactos y sensaciones. Te he de confesar que jugué como hacía mucho tiempo no jugaba y lo disfruté hasta el infinito.

jugar en la arena con niñosRecordé mi infancia jugando con la arena en la playa o con el polvo del camino en el campo, que separaba para mezclar con agua y crear mi propio barro de modelar: fino, cálido y suave al tacto. Era todo aquello mucho más que un juego… ahora lo entiendo… Era un descubrir el detalle afinando los sentidos; aprender a expresar libremente lo que mis manos sugerían, era acariciar las formas sintiendo lo que me decían… Años más tarde me licencié en Bellas Artes y me especialicé en diseño industrial… ¿Casual?  Yo solo sé que en mis manos esa sensibilidad quedó hacia la materia y creo que descubrió mi elemento, como diría Ken Robinson. Sé también que mis padres lo supieron entrever durante toda mi infancia; facilitándome el medio para expresar esa necesidad que llevaba y llevo dentro.

jugar en la arena con niñosarena_sensibilidad_rejuega_04El otro día jugando en la playa encontré la textura perfecta de arena que me transportó a esos momentos pasados y que sin darme cuenta estaba descubriendo a mis hijos que parecían disfrutar conjuntamente conmigo. Me encantaría que en sus manos sintieran la sensibilidad de los materiales y conectasen con ellos, descubriendo sus posibilidades para que su imaginación hiciera el resto… Pero me encantaría a mí. Ellos son ellos. Yo solo puedo hacer más que enseñarles jugando lo que yo descubrí; sin dárselo al descubierto. Ofrecerles escenarios para que exploren y descubran por sí mismos. Para que jugando se descubran. Yo solo puedo más que observarlos y entrever sus preferencias para acompañarlos en su crecimiento particular y en el mío propio.

Quién sabe qué significado profundo tendrá en ellos cada experiencia que les ofrezcamos. Solo el tiempo lo dirá; de momento disfrutemos el presente que el futuro ya llegará pero seamos conscientes del verdadero valor del juego.

Quizás te puede interesar también:

Déjales jugar.

Niño concentrado, niño feliz.

10 verdades sobre el juego infantil.

Comparte esta entrada:

Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

4 comentarios

  1. ¡Hola! Me gusta mucho tu blog, ¡me pasaré a menudo! Gracias por comentar en nuestro post sobre la estética del espacio de aprendizaje, es todo un honor que quieras compartirlo. ¡Nos leemos! Un saludo.

    PD: La arena… ¡qué fantástica textura! Preciosa frase la de Ute Strub.

    1. Gracias María por tu comentario. A mi también me resultó muy interesante tu blog, te sigo desde hace un tiempo. Y sí… la arena en mágica! Un saludo y muchas gracias por dejarme compartir tu post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies